El Athletic maltrata al Barcelona y ya hace hueco para la Supercopa

Un soberbio gol de San José desde 50 metros y un triplete de un Aduriz sobresaliente aniquilan a un Barcelona desconocido que ha tirado por la borda la Supercopa de España.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATHLETIC CLUB: Iraizoz, De Marcos, Balenziaga, Laporte, Etxeita, San José, Beñat, Eraso (Gurpegi, min.77), Susaeta (Eneko Boveda, min.85), Aduriz, Sabin Merino (Lekue, min.66).

  

FC BARCELONA: Ter Stegen, Alves, Bartra, Vermaelen, Adriano, Mascherano, Sergi Roberto (Rakitic, min.60), Rafinha (Iniesta, min.52), Messi, Pedro (Sandro, min.72) y Suárez.

 

GOLES:

 

   1 - 0, min.14, San José.

   2 - 0, min.53, Aduriz.

   3 - 0, min.62, Aduriz.

   4 - 0, min.68, Aduriz.

 

ÁRBITRO: González González (C.Castellano-leonés). Amonestó a Eraso (min.45), Beñat (min.45), Etxeita (min.70), Susaeta (min.74) Gurpegi (min.89) y San José (min.90) por parte del Athletic. Y a Pedro (min.41), Alves (min.68), Mascherano (min.81) y Iniesta (min.90) en el Barcelona.

 

ESTADIO: San Mamés.

El Athletic Club de Bilbao sorprendió y abusó (4-0) del FC Barcelona este viernes en la ida de la Supercopa de España disputada en San Mamés, un duelo más que pobre del aspirante a levantar seis títulos en 2015 y que deja a los de Ernesto Valverde en posición inmejorable para romper una sequía de 31 años sin títulos.

  

El partido de los de Luis Enrique fue una continuación de la actuación el pasado martes después de ponerse 4-1 ante el Sevilla en la Supercopa de Europa. Un Barça pesado, desacertado y con muchos errores, se presentó en San Mamés con rotaciones para dosificar fuerzas y pensando en poder pasar sin pena ni gloria por el feudo de los leones y así decidir el título el próximo lunes en el Camp Nou.

  

El Barça que se dejó remontar en Tiflis y que estuvo bien cerca de quedarse sin el cuarto título de la temporada fue el mismo que se vio en Bilbao. Los de Luis Enrique, con Pedro de titular y sin Busquets, Iniesta, Rakitic y Piqué, sufrieron con poco que se propuso el rival. Y es que los de Ernesto Valverde tampoco estaban para echar cohetes, estrenando la temporada tras una preparación irregular.

  

Sin embargo, el hambre y la ilusión de una nueva final, fue sobrado motivo para esconder mejor la falta de ritmo de estas alturas de agosto. En cambio, la zozobra del Barcelona llegó hasta la portería, con Ter Stegen saliendo a despejar un golpeó desde la otra meta. El alemán dejó descubierta su portería y permitió la genialidad de San José, que desde casi el centro del campo desató la locura local con el 1-0.

  

El gol era más que de sobra para que el Athletic comenzase a disfrutar, percatándose además de un rival mucho menos fiero que el pasado 30 de mayo en la final de Copa del Rey. Las imprecisiones y la nula creación en ataque en el Barcelona ayudaron a que la presión del Athletic, que no fue nada del otro mundo, se convirtiese en un agobio insalvable para un cuadro culé que hubiese firmado ese 1-0 en contra.

  

Luis Suárez y Messi, también en su peor partido este año, asomaron a la meta de Iraizoz, pero fue todo un quiero y no puedo azulgrana. Sin duda Valverde tuvo que arengar a los suyos en el vestuario. El Barça apenas daba señales de vida y terminó encajando la peor derrota del año sin capacidad de reacción a pesar de la entrada de Iniesta y Rakitic. Ya era tarde, los 'leones' estaban lanzados.

  

Justo después de dos buenas llegadas del Barcelona, un larguero de Pedro y otro disparo desde la frontal de Messi, Aduriz comenzó su particular recital de cara al gol. En el primero, tras la enésima pérdida de balón de Sergi Roberto (muy bien en el lateral derecho este verano pero un desastre ante el Sevilla y hoy en el centro del campo), el joven Sabin Merino sonrojó a Alves para poner el balón en la cabeza del ariete local.

  

Diez minutos después, en el 62, y para 'bendecir' la entrada de Rakitic en el rival, una nueva indecisión defensiva permitió el segundo de Aduriz. El 'show' defensivo de los de Luis Enrique aún tuvo un último capítulo en el 68, con un penalti de Alves a un Etxeita que estaba a muchos metros de donde iba el balón a saque de esquina. González González, muy atento, no se perdió la pena máxima que transformó el veterano local (4-0).

  

El Athletic no dejó respirar a un Barça que trató de recortar distancias con escaso acierto. Los de Luis Enrique se libraron en Tiflis ante el Sevilla pero no en San Mamés. La Catedral se hizo fuerte para saborear una victoria que les acerca a un nuevo título desde la Copa del Rey que ganaron en 1984. El Barça tendrá que recuperar oxígeno y viejas costumbres para remontar y mantener viva la opción de emular el histórico 2009.