El ascensor de la Catedral de Valladolid abre por fin sus puertas

Este jueves las autoridades han acudido a la inauguración del polémico elevador que permite ver la ciudad a vista de pájaro, aproximadamente a unos 80 metros de altura.

Muchos meses de obras, otras tantas críticas de los grupos de la oposición diciendo que el dinero invertido (casi 567.000 euros, según el Ayuntamiento) y una vista impresionante de Valladolid a aproximadamente ochenta metros de altura. Así podría resumirse la inauguración del polémico ascensor de la Catedral, que por fin ha abierto sus puertas al público este jueves, momento en el que el alcalde Javier León de la Riva, acompañado del vicario de la Archidiócesis, Luis Argüello, y el deán de la propia Catedral, José Andrés Cabrerizo.

 

“Es un día para felicitarnos todos porque por fin han terminado las obras de rehabilitación de la torre sur, una vieja esperanza, un viejo deseo de todos los vallisoletanos, especialmente de los Amigos de la Catedral”, comenzó el primer edil, uno de los primeros ‘pasajeros’ del elevador, quien quiso salir al paso de las protestas de IU y PSOE.

 

“De la inversión de 566.000 euros, ni uno solo ha salido de las arcas municipales, porque se ha hecho una tremenda demagogia del asunto”. Según defiende el Ayuntamiento, toda la inversión proviene de donaciones privadas al fondo creado por la Asociación de Amigos de la Catedral, de manera que este dinero solo podía gastarse en una obra dedicada a este lugar. Y de hecho, del total de la obra de rehabilitación han sido 89.900 los que se han dedicado propiamente al ascensor.

 

Bien hay que decir que lo que se ha terminado de hacer ha sido el segundo ascensor que alcanza la torre sur, es decir, el actual espacio más alto culminado por el Cristo del Sagrado Corazón. Antes ya existía otro –el segundo conecta con este primero- que permitía llegar hasta la llamada planta del reloj, a media altura de la torre.

 

“La vista era hasta ahora inédita, ahora ya va a ser más sencillo”. Efectivamente, habrá dos modalidades de visita. La primera, algo más corta y con una duración de unos 45 minutos tendrá un coste de cinco euros y cuatro en el caso de tarifa reducida. Mientras, la segunda visita se conforma como un “paquete” de dos horas de duración y a un coste de ocho euros, seis si es reducida, según han informado fuentes municipales, y que incluye el acceso a la torre, la visita a la Catedral y un recorrido por el Museo Diocesano y Catedralicio.

 

CIERRE MUSEO SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA

 

Fue también preguntado el alcalde de Valladolid por el posible cierre del Museo de San Joaquín y Santa Ana, que se ha conocido este jueves. "Mi intención pasa por hoy, a más tardar mañana, hablar con la consejera de Culutra para evitar su posible cierre para un sitio con unas piezas únicas. Los Goya que hay en Valladolid están allí, además de otras piezas importantes", recordó De la Riva.

 

"Venimos colaborando con la comunidad religiosa, y la verdad es que nos ha sorperndido ese aviso de cierre cuando todavía no nos han respondido a los datos que les hemos pedido de la memoria económica y lo que haga falta. Si en nuestra mano está, no se cerrará", concluyó.

El alcalde de Valladolid, León de la Riva, con la concejal Mercedes Cantalapiedra en primer plano, en lo más alto de la torre sur de la Catedral. BORIS GARCÍA