El "arsenal farmacológico" contra la disfunción eréctil

En torno a la disfunción eréctil se han producido muchas creencias equivocadas y mitos que han provocado que, de media, se tarde unos dos años en consultar el problema.

En torno a la disfunción eréctil se han producido muchas creencias equivocadas y mitos que han provocado que, de media, se tarde unos dos años en consultar el problema. Y una vez que llega el diagnóstico, y atendiendo a las recomendaciones médicas, a uno entra la duda sobre qué fármaco nos puede ayudar superar este problema.

 

Cualquier tratamiento debe ser prescrito por el médico especialista quien, tras realizar una historia clínica completa y las necesidades del paciente, decidirá o valorará la terapia más adecuada. No obstante, el director de Medicina Sexual de la Clínica Masculina Europea, el doctor Joan Lao Burón, explica a Infosalus cuál es el arsenal farmacológico existente en el mercado cuando existe indicación.

 

El médico, quien es miembro de la comunidad médica Saluspot, advierte de que si bien la 'Viagra' parece ser el más conocido y reconocido en la población por sus efectos a la hora de tratar la disfunción eréctil, existe otros medicamentos genéricos y de marcas comerciales para tratarla.

 

Antes de dar una respuesta, destaca que los únicos medicamentos por vía oral que han demostrado científicamente unos resultados valorables son los inhibidores de la 5- fosfodiesterasa, denominados así porque actúan impidiendo que esta enzima bloquee la vía del óxido nítrico e impida la relajación de los senos cavernosos.

 

Por lo tanto, y obviando otros medicamentos por vía tópica o intracavernosa, todos los medicamentos orales cuyo principio activo sea un inhibidor de la 5-fosfodiesterasa son igual de eficaces. Aquí, hay actualmente registrados cuatro principios activos: sildenafilo ('Viagra' de Pfizer), vardenafilo ('Levitra' de Bayer) , tadalafilo ('Cialis' de Lilly) y avanafilo ('Spedra' de Menarini). Los tres últimos tienen en vigor las patentes y solo están disponibles las marcas comerciales propietarias. En cambio, el sildenafilo ('Viagra') perdió hace tiempo la patente y se han podido hacer genéricos.

 

Hoy día existen 177 presentaciones genéricas con ese principio activo. "Todas son eficaces exactamente igual que el 'Viagra', ya que los procesos de fabricación están homologados por las autoridades sanitarias", explica.

 

Las diferencias se encuentran en la vida media del fármaco, es decir, el tiempo y la duración de la respuesta. Partimos de la base de que todos funcionan en disfunciones eréctiles de tipo situacional. No tanto en disfunciones orgánicas, especialmente en pacientes diabéticos y casi nunca en pacientes que han sufrido intervenciones radicales de próstata.

 

El sildenafilo describe una vida media de entre 6 y 7 horas y tiempo de respuesta de una o dos horas, dependiendo del individuo; el vardenafilo, 12 horas aproximadamente y tiempo de respuesta de una hora; y el tadalafilo, de 24 a 36 horas y tiempo de respuesta de una hora. "Insisto en que depende mucho del individuo y de las circunstancias en las que se ingiere el fármaco. Por ejemplo, si se ha comido, algún tipo de comida más o menos grasa, si se ha bebido mucho o poco alcohol.

 

La respuesta también varía y puede incluso producirse a la mañana siguiente y no en el momento de la relación, lo cual hace pensar en un bloqueo por exceso de serotonina", explica. Hay que tener en cuenta también el fenómeno de acomodación y habituación, por lo que cada vez más se requiere una dosis mayor para obtener una respuesta similar o incluso inferior. Así, los tres fármacos presentan concentraciones diferentes: 'Viagra' de 50 mg-100 mg, como más usuales; Levitra' de 20 mg como más usual y ahora la forma bucodispersable; y 'Cialis' de 20mg-5mg, que es la más utilizada para administración diaria