El Archivo de la Real Chancillería resuelve un error histórico

Real Chancillería de Valladolid.

El investigador Eduardo Pardo de Guevara ha dado cuenta hoy del hallazgo, en el archivo de la Real Chancillería de Valladolid, del testamento del mariscal Pedro Pardo de Cela, que, entre otros aspectos, modifica la fecha que se daba por buena de su muerte, el 17 de diciembre de 1483, y ahora se documenta en el 3 de octubre.

 


El escrito, del que el investigador tenía noticias desde mediados de los años 1980, fue localizado en el archivo de la Chancillería de Valladolid, en la ejecutoria de un proceso entablado a principios del siglo XVI por los herederos del noble con el obispo de Mondoñedo, que llegó con sus recursos hasta aquella última instancia de la época.


 

Aunque el estudioso señaló que no había muchas referencias a la situación del mariscal, entonces preso y ejecutado posteriormente, sí recoge testimonios de que fue degollado y aspectos que matizan la leyenda que se conformó sobre el personaje.

 

No obstante, Pardo de Guevara, investigador del CSIC y director del Seminario de Estudios Gallegos Padre Sarmiento, apuntó que, si bien el documento modifica aspectos legendarios, también contiene otros que figuraban en la leyenda y no tenían una constatación historiográfica.


Uno de estos hechos es que el mariscal, ejecutado por orden de los Reyes Católicos, tenía un hijo reconocido, aunque bastardo, además de las dos hijas que ya constaban para la investigación histórica.

 

El testamento está dentro de "la tónica de la época" y en el estudio del proceso referido de Valladolid, que concluyó en 1542 con una sentencia favorable a la iglesia, se localizaron otros documentos importantes asimismo para conocer la figura y la situación de aquellos años.

 

También resaltó la importancia en el propio testamento de las referencias de los testigos y, entre ellos, el de Ares Pérez, prior de San Martiño de Mondoñedo, que refería su proximidad al noble y hace referencia a circunstancias de su muerte, degollado, informa la agencia Efe.

 

Los documentos de que se disponen son tres copias notariales del testamento, con ligeras variaciones, entre ellas algunas modificaciones del original que favorecieron la victoria del obispo, tras haber perdido en las instancias inferiores.

 

La autoría de estas modificaciones las reconoció posteriormente el copista, que dijo que las había plasmado obligado a ello. Posteriormente, quemó todos sus papeles y él con ellos, en un suicidio registrado en el convento de san Francisco de Viveiro, donde se había recluido.

En el diccionario biográfico de la real Academia de la Historia, Pardo de Guevara recuerda que, mientras para unos el noble es considerado como el mártir de la nacionalidad gallega oprimida, para otros no pasaba de ser el cabecilla de una simple cuadrilla de bandoleros, y concluye que la forma en que habría que juzgarlo es "como un noble más de aquel turbulento siglo XV gallego".

 

A la presentación del testamento asistió el conselleiro de Cultura, Xesús Vázquez, quien felicitó a los investigadores porque este hallazgo "ofrece nueva luz sobre un personaje esencial de la Gistoria de Galicia, rescatando además del olvido una importante pieza documental y aumentando el caudal de certezas sobre las que construir el conocimiento histórico de la figura de Pedro Pardo de Cela"