El Árbol considera que su medida para el pago de los fines de semana es un "buen ejemplo" de responsabilidad social

Supermercados el Árbol ha recalcado este lunes que el acuerdo alcanzado con los representantes legales de los trabajadores para establecer el pago de las jornadas de festivos y fin de semana con vales de descuento supone un "buen ejemplo" de cómo las relaciones laborales pueden "influenciar en la mejora de las ventas".

  

En un comunicado recogido por Europa Press, la compañía de distribución ha explicado que se planteó la decisión con el conocimiento de la situación actual donde "están cambiando los paradigmas de la Distribución" y con el objetivo de fomentar las ventas apoyándose en sus más de 7.000 empleados.

 

El pasado 29 de octubre Supermercados El Árbol llegó a un acuerdo "novedoso" con los sindicatos mediante el que se impulsará la voluntariedad de todos los empleados de la compañía para trabajar los festivos y domingos y que, aquellos que opten por acudir a sus puestos esos días, sean remunerados en vales de compra para sus propias tiendas.

 

El Árbol ha recalcado que el acuerdo, que durará hasta principios del próximo año, "es un buen ejemplo" de cómo las Relaciones Laborales entre empleados, sindicatos y el departamento de recursos humanos, "pueden influenciar en las ventas y en la mejora de la cifra de negocio de la compañía".

 

Con el acuerdo se busca, según las mismas fuentes, que tanto los empleados como la compañía salgan beneficiados, pues por parte de El Árbol, revertirá en la venta de las tiendas mientras que los trabajadores se beneficiarán de los descuentos que se aplican sobre las compras de los trabajadores (entre un 5 y un 8 por ciento). Con ello, se fomenta que los empleados realicen el gasto de la cesta de la compra en su propia empresa.

 

Para El Árbol es también un ejemplo de Responsabilidad Social y Empresarial que refleja "cómo las compañías diseñan nuevas fórmulas dentro de la negociación sindical para aunar esfuerzos comunes que sirven para lograr beneficios a todas las partes y que permite adaptarnos a las circunstancias coyunturales del mercado".

 

De esta forma se pretende posicionar a los propios trabajadores como principales consumidores de los productos de la compañía.