El antiguo edificio de Hacienda en el centro de Valladolid, a la búsqueda de un futuro mejor

Antiguo edificio de Hacienda en la Plaza Madrid de Valladolid. JUAN POSTIGO

El Ayuntamiento ha instado a la Junta de Castilla y León a que le dé un uso desde su desocupación en septiembre de 2014, pero por ahora el organismo regional no ha dado respuesta.

Ahí está, viendo pasar el tiempo. Impertérrito, aguantando el frío del invierno y el calor del verano. Desde las alturas, viendo con majestuosidad cómo los vallisoletanos salen de Gamazo y se cuelan en la calle Muro, o cómo aparecen desde la Plaza España para entrar en la calle Perú. El antiguo edificio de Hacienda, vacío y desocupado desde mediados de septiembre de 2014, aún no ha encontrado utilidad toda vez que ha pasado más de un año desde que se le abandonara de atención.

 

“Todavía no hemos podido hacer nada, tan solo insistir en que se ocupe”, comienza explicando con cierta impotencia el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, a Tribuna. Y es que el enorme entramado no es de propiedad municipal, pero sí pública, ya que es la Junta de Castilla y León la que se hizo con su propiedad. Pero por ahora no hay noticias que dar.

 

Hay que remontarse un tiempo atrás para recordar la cronología del edificio, en el que aún lucen las banderas de España y de la Comunidad, abandonadas a su suerte, y con el reloj de su fachada estancado en las dos y cuarto.

 

Con el movimiento de la sede de Hacienda en Valladolid a la Avenida de Salamanca desde la Plaza Madrid –algo que se produjo con el anterior alcalde, León de la Riva, y que no gustó nada al actual, Óscar Puente, al asegurar que se está descentralizando la ciudad-, el lugar quedó vacío, pero como propiedad del Ministerio de Hacienda. Poco tiempo después, la Junta de Castilla y León promovió el intercambio de cromos con un inmueble situado en la Plaza de la Constitución, 1, en Salamanca. De esta manera el organismo estatal se quitó el problema de en medio... algo que ahora tiene la Junta, sin señales de vida desde entonces.

 

“Siempre hemos sugerido que se le diera algún uso. Hace tiempo se planteó la posibilidad de que se pudiera usar como una de las sedes del nuevo proyecto del Campus de la Justicia, pero pronto se descartó”, continúa Saravia. Efectivamente, el espacio siempre se ha tenido en cuenta para una idea que actualmente lucha el equipo de Gobierno de Óscar Puente por trasladar a la zona de El Salvador, junto a San Pablo, de manera que pronto nunca fue una posibilidad real.

 

La cuestión es que desde aquel intercambio entre Junta y Ministerio, poco se ha vuelto a saber del antiguo edificio de Hacienda. Bien es cierto que el Ayuntamiento de Valladolid no ha sido capaz de proponer un proyecto serio y de garantías para el enorme entramado, con lo que han terminado de mezclarse las desidias con la falta de una buena idea para sacar nada adelante.

 

Y mientras, los vallisoletanos siguen haciéndose la misma pregunta cada vez que se pasean por delante del gran bloque de color amarillento en la Plaza de Madrid. ¿Qué va a ser del antiguo edificio de Hacienda en el centro de Valladolid? Hasta que la Junta decida mover ficha, habrá que esperar.