El ambiente alrededor del Toro de la Vega, estropeado por la polémica entre ambos bandos

El fuego provocado se inició cerca de varios coches. BORIS GARCÍA

Miles de personas se congregaron en el municipio el día del Toro de la Vega, aunque la jornada quedó marcada por un fuego provocado supuestamente por los antitaurinos y que ha terminado con dos detenidos, además de por una pelea con piedras.

Miles de personas se congregaban en Tordesillas este martes por la mañana para celebrar el Toro de la Vega, con la atenta mirada de cerca de 150 antitaurinos que pretendían evitar el Torneo. Más allá de la habitual polémica con el animal, que al final resulta lo que más trascendencia tiene, lo cierto es que el ambiente que se vivió en el municipio vallisoletano fue tenso en todo momento, con la presencia de ambos bandos enfrentados.

 

De principio a fin, los insultos e improperios entre pro y antitaurinos fueron una constante. Los opositores al Toro de la Vega mostraron su indignación ante la celebración de una espectáculo que consideran denigrante. "¡Es vergonzoso que alguien pueda disfrutar con el sufrimiento de un animal y que encima lo publicite, es vergonzoso!", lamentó una de las allí concentradas, a lo que otra mujer, vecina de Tordesillas, replicó de forma airada con una invitación a marcharse. "¡Al que no le guste, que no venga y que nos deje en paz con nuestra fiesta!".

 

Pero además, antes de la conclusión del festejo los bomberos de la villa se vieron obligados a acudir a una zona situada en la carretera vieja de Salamanca, cerca del restaurante Doña Carmen, para sofocar un incendio que afectó a unas jaras y que, supuestamente, fue provocado por varios antitaurinos.

 

Al respecto, el alcalde, el socialista José Antonio González Poncela, en una primera valoración tras la conclusión de esta polémica edición, criticó la actitud de los antitaurinos y aseguró estar sorprendido de que éstos hayan intentado boicotear la fiesta "expresándose a pedradas".

 

Además, el primer edil de Tordesillas aseguró haber presentado una denuncia contra la persona que, según él, había sido identificada como presunta responsable del incendio que calificó de "grave atentado" a una zona protegida de la ribera del Duero. Por estos hechos hay dos personas imputadas.