El Alcorcón y volver a ganar fuera, entre ceja y ceja

Rubi, entrenador del Real Valladolid, durante una comparecencia de prensa. JUAN POSTIGO

Rubi, entrenador del Real Valladolid, asegura que “le preocupa que el equipo demuestre a lo que juega” y asegura que hay que ganar fuera para “tener una buena dinámica”.

“El trabajo del Alcorcón para que no consigamos imponer nuestra idea será grande, si hacemos buen partido podemos dar un buen paso y demostrar que estamos subiendo de nivel”. Se puede decir más alto, pero no más claro. Joan Francesc Ferrer, alias Rubi, lo tiene entre ceja y ceja. Este domingo al Real Valladolid le toca ganar, y hacerlo bien. “Vamos a ver”, concluía la frase el entrenador, levantando la ceja expectante

 

“Noto que la confianza va subiendo, pero no es garantía de nada. Este rival quiere imponer su fútbol, hay que tener confianza sin ir confiados”. Cada frase del técnico catalán es lapidaria. Poco a poco, su idea del fútbol se va dejando ver en Zorrilla, y eso a la afición le gusta. Máxime cuando parece que se puede ganar fuera de casa, algo caso imposible de ver el año pasado.

 

“Lo primero es ganar, más allá de que se nos exija más o menos nivel. Me preocupa que el equipo demuestra que sabe a lo que juega, lo defenderé también cuando perdamos”. Eso sí, sobra decir que el Alcorcón, un conjunto que siempre ha sorprendido desde su llegada a Segunda hace unos años, no lo pondrá fácil.

 

“Se trata de un equipo al limite de la intensidad, de los que curran muchísimo, una auténtica piedra de toque para ver si imponemos nuestro estilo”. Para Rubi, la palabra estilo tiene un significado especial, de esas que no se pueden maltratar.

 

ALINEACIÓN OCULTA

 

En todo caso, el entrenador del Pucela, una vez más, no quiso desvelar sus cartas en cuanto al once que saltará al campo madrileño de Santo Domingo. “La alineación no la hemos pensado aún, había que ver como estaba la gente hoy. Me lo están poniendo difícil, ojalá sea así todo el año, que un compañero empuje al otro. Vamos a generar mucha competencia este año, eso os lo puedo asegurar”. Nadie es titular, claro.

 

“En cuanto al gol, estoy relativamente contento, siempre he dicho que hay que salir a marcar dos goles, ya que con uno no se asegura nada. La calidad de la plantilla puede garantizar eso, estoy seguro”. Y es que por ahora, al entrenador le preocupa más ir cogiendo el rodaje, para que después las cosas vayan llegando solas. Confianza en uno mismo, que lo llaman.

 

¿Pero puede el Pucela ganar otro partido fuera de casa, después de conseguir la primera diana de la temporada el pasado miércoles en Gijón? “Queremos sacarnos un peso pero no me vale si vuelvo enseguida a la dinámica anterior. Si gano dos seguidos en una semana, ya es más que uno en un año, pero para eso hay que tener mentalidad”. El resultado al interrogante de si el Pucela es otro fuera de casa comparado con el de hace un año, este domingo a las 21.00 en el campo de Santo Domingo.