El alcalde y la concejal de Participación defienden la gestión actual de la Escuela de Música

Javier León de la Riva, Oscar de Rivera, Domi Fernández y F. Javier Alonso. A.MINGUEZA

"No podíamos seguir manteniendo una escuela que costaba al Ayuntamiento 520.000 euros y además creo que el balance ha sido positivo, con un coste de 18.000 euros al año", ha dicho Domi Fernández.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la concejal de Participación Ciudadana, Domi Fernández, han hecho balance "positivo" de la evolución de la Escuela municipal de Música desde que se puso en manos de la empresa In-Pulso Musical al comienzo del curso 2013-2014.

  

Durante la rueda de prensa en la que se ha presentado la II Semana de la Música de Castilla y León, organizada desde el pasado curso por la Escuela Municipal, tanto el primer edil como la concejal que asumió el proceso de cambios en este centro que llegó a suspender las clases en abril de 2013 han ensalzado el "buen funcionamiento" actual.

  

La Escuela de Música, que anteriormente llevaba el nombre 'Mariano de las Heras', estuvo gestionada hasta el curso 2012-2013 por la empresa 'Músicos y Escuela' y, según ha recordado la edil, suponía un coste al Ayuntamiento de 520.000 euros en el caso del curso 2011-2012. Por ese motivo, ha recalcado que "había que hacer el ejercicio" de "retomar" el centro.

  

Así, entre fuertes críticas de los grupos de la oposición municipal se aplicó un recorte presupuestario en el curso 2012-2013 que causó que dicha empresa terminara por renunciar a la prestación del servicio a finales de marzo de 2013 y se sacó a adjudicación el nuevo servicio ese mismo verano con una partida anual de entorno a 18.000 euros.

  

La adjudicación a la cooperativa 'In-Pulso Musical' también generó controversia por el hecho de que la empresa se creó expresamente para participar en la adjudicación y por que entre sus socios figuraba un antiguo integrante de una candidatura municipal del Partido Popular.

  

"No podíamos seguir manteniendo una escuela que costaba al Ayuntamiento 520.000 euros y además creo que el balance ha sido positivo, con un coste de 18.000 euros al año", ha reflexionado Fernández, que ha destacado que la cifra de matriculados se ha situado de nuevo en los 594 --cifras similares a las de cursos anteriores al 2012-2013--, así como las "muchísimas" actividades que se han puesto en marcha en estos dos cursos.

  

También ha defendido que los precios de matrícula son más económicos, sobre todo en la sección de 'Música y Movimiento', para niños de 4 a 8 años, en la que se pagaban "26 euros al mes" y "ahora pagan 15 por lo mismo, dos horas de clase semanales". La formación ordinaria, a partir de los 8 años, tiene una cuota de 68 euros al mes con cuatro horas de formación a la semana, si bien los grupos de la oposición advirtieron desde el primer momento que la calidad de la misma es inferior a la que consideran que tenía durante la etapa de 'Músicos y Escuela'.

  

El proceso también llegó a los tribunales, pues los responsables y trabajadores de dicha empresa denunciaron al Ayuntamiento, que en primer lugar se vio obligado a pagar algo más de 107.000 euros por los servicios prestados en los últimos meses de actividad en 2013 que el equipo de Gobierno consideró como "no efectuados".

  

Por otro lado, como ha subrayado Fernández, el Tribunal Supremo confirmó una sentencia del TSJCyL que daba la razón al Consistorio en el proceso por el que los representantes de los trabajadores pretendían que su salida se considerara "despido colectivo".

  

La edil Domi Fernández, en el equipo de Gobierno desde 2007, no figura en la lista electoral que encabeza el alcalde de Valladolid ya que ha apuntado que tomó la decisión de no repetir ya "el año pasado" y así se lo comunicó a León de la Riva.

  

En uno de los últimos actos públicos en los que participará en lo que queda de mandato, Fernández ha reconocido que el trabajo en su área ha supuesto un desgaste, pues durante estos ocho años ha mantenido una "dedicación exhaustiva y exclusiva" atendiendo a las "más de 700 asociaciones que están en plena actividad".

  

Además, ha recordado que 400 de ellas realizan sus actividades en los centros cívicos y muchas lo hacen sobre todo por las tardes, por lo que ha tenido que acudir en numerosas ocasiones a acompañar a estas entidades.