El alcalde y concejales de Valladolid han dado información "nueve veces" a ediles de la oposición sobre la Catedral

El ascensor de la Catedral de Valladolid ya está instalado, pero habrá que esperar para su inauguración. JUAN POSTIGO

Francisco Javier León de la Riva ha acusado a Izquierda Unida de hacer política con un estilo "basado en la descalificación gratuita, y en el intento de utilización torticera de las instituciones del Estado".

El Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este viernes en un comunicado de prensa que el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y los concejales del equipo de Gobierno han aportado información hasta en "nueve ocasiones" a ediles de la oposición sobre el proyecto de rehabilitación de la torre sur de la Catedral, que incluye la instalación de un ascensor panorámico.

  

En una nota remitida por el servicio de Medios de Comunicación del Consistorio, se ha acusado a Izquierda Unida de hacer política con un estilo "basado en la descalificación gratuita, y en el intento de utilización torticera de las instituciones del Estado", con su solicitud a la Fiscalía de que estudie si el alcalde delinque al haber negado información sobre el citado proyecto.

  

El equipo de Gobierno consideran que IU "quiere hacer creer a la opinión pública que el alcalde no responde a las peticiones de información que plantean sus 3 concejales sobre uno de los proyectos más conocidos por todo Valladolid".

  

Las mismas fuentes han recordado que el proyecto se ejecuta "por" la Asociación Amigos de la Catedral y participan el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León "como administración responsable en materia de protección del Patrimonio Histórico" y el Arzobispado "como titular del inmueble".

  

Sobre él, consideran que se ha dado "todo tipo de explicaciones e informaciones a lo largo de los últimos años" tanto directamente por parte del alcalde como por diversos concejales en el Pleno municipal, en comisiones informativas, en escritos directos a los grupos de la oposición, y en diversas ruedas y notas de prensa, algunas de ellas conjuntas con el resto de instituciones que colaboran con el Ayuntamiento en este proyecto.

  

Concretamente, en el comunicado se han señalado una serie de trámites con informaciones facilitadas en los últimos tres años a los grupos de PSOE e Izquierda Unida, que incluyen nueve solicitudes de información o documentación y sus consiguientes respuestas, en la mayor parte de los casos con la remisión de la misma.

  

Salvo en el último caso, al que ha aludido esta mañana Izquierda Unida, en el que su portavoz Manuel Saravia, según fuentes municipales, solicitó el "acceso al expediente del proyecto de instalación del ascensor de la torre de la Catedral" así como información sobre las aportaciones de empresas a la obra. Se añade, que el alcalde respondió más de un mes después reiterando la inexistencia de un expediente denominado de tal manera.

  

"Plantear que desde este Ayuntamiento de Valladolid no se da información sobre esta actuación es de una desfachatez que, incluso proviniendo de IU, sorprende", han recalcado, al tiempo que han relacionado la acción con que "queden pocas horas para una cita electoral" cuando "cualquier excusa es buena para generar ruido".

 

PREGUNTAS Y DEBATE EN EL PLENO

  

En la relación de trámites se incluyen también la aprobación del convenio en la Junta de Gobierno en abril de 2012, las preguntas presentadas al Plano por los grupos y el debate de una interpelación del Grupo Socialista en el Pleno de diciembre de 2012. En total, suman 14 referencias.

  

"Este Alcalde y su equipo de Gobierno tienen un compromiso inquebrantable con la ciudadanía de Valladolid, que implica procurar en todo momento lo que el interés general de la ciudad demanda, dentro de los límites de la legalidad, procurando hacerlo, además, con la mayor eficiencia en el uso de los fondos públicos", han recalcado, antes de reconocer que pueden "cometerse errores, como humanos, en alguna ocasión, pero lo que no puede pretenderse es que se infrinja la legalidad flagrantemente".

  

Así actuaría el Consistorio, a juicio del comunicado, si no se destinan las cantidades obtenidas como fruto del convenio de 1998 a la realización de obras de rehabilitación en la Catedral, "al que no se opuso ningún grupo municipal". "Que se salte a la torera la voluntad de numerosas empresas que han hecho aportaciones legalmente obligatorias para invertirlas en obras en la Catedral, y la Ley que determina que las donaciones se deben destinar al fin para el que fueron hechas", han aseverado.

  

Los fondos existentes para obras en la Catedral y su entorno, han insistido, "no provienen del Presupuesto del Ayuntamiento, ni de los impuestos pagados por los ciudadanos de Valladolid", pues "lo único que ha hecho el equipo de Gobierno a lo largo de estos años es velar porque esos fondos se utilicen debidamente, cosa que ha realizado con todo esmero la Asociación de Amigos de la Catedral".

 

ADJUDICACIÓN

  

Así, en el mes de febrero se adjudicaron las obras de la torre sur de la Seo, que incluye la ejecución de un ascensor en su tramo superior y que, según las mismas fuentes "afortunadamente avanzan a buen ritmo". Para las mismas se destina un "Presupuesto de Ejecución Material de poco más de 400.000 euros", al que habría que sumar el IVA correspondiente y los 42.000 euros que aporta la Asociación de Amigos de la Catedral.

  

Esta obra, según las mismas fuentes, "va a suponer un avance importante en la conservación del monumento más grande de la ciudad" ya que se procurará "incorporar elementos que faciliten a todos los ciudadanos y visitantes de la ciudad -especialmente a los mayores y discapacitados físicos- el acceso y la interpretación de un Bien de interés cultural de primer orden".

   

El equipo de Gobierno municipal ha querido añadir que "no pierde de vista, en ningún momento, la atención a las necesidades más importantes de la ciudad y de sus vecinos", y que no escatima en esfuerzo e imaginación "para generar recursos con los que mantener, como pocas instituciones lo han hecho en estos últimos años, unos niveles de servicio público envidiados en España".

Noticias relacionadas