El alcalde presume de gestión y dice que destinará nueve millones de remanente a inversiones

Los refugiados sirios que llegaron a Valladolid llevan desaparecidos desde el 28 de marzo. TRIBUNA

El alcalde de Valladolid, Javier León, y el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, hacen balance de la liquidación presupuestaria. 19,1 millones, del superávit, se destinarán al pago de la parcela del Zambrana.

Los principales números de la liquidación presupuestaria.

 

Resultado presupuestario ajustado: 31,5 millones.

Indica que los ingresos han sido suficientes para financiar las actividades del Ayuntamiento.

 

Ahorro neto: 44,4 millones de euros.

Representa el exceso de ingresos con los que se han financiado las inversiones.

 

Remante de tesorería para gastos generales: 34,2 millones.

Representa el excedente de liquidez con el que el Ayuntamiento podrá hacer frente a gastos no presupuestados.

 

Capacidad de financiación: 24,9 millones.

Es el superávit presupuestario. Mide la capacidad de una administración para hacer frente con sus ingresos a todos los gastos corrientes y de inversión sin endeudarse.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, tiró hoy de su fama como buen gestor para presumir que tras la liquidación del presupuesto de 2014, los más de nueve millones de remanente serán destinados a inversione y mejoras en los servicios públicos.

 

Ha sido en una densa rueda de prensa donde el regidor, junto a su concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, ha valorado de forma muy positiva la liquidación correspondiente al Presupuesto 2014. León de la Riva ha explicado que el remanente de la tesorería asciende a 34,2 millones de euros, mientras que superávit presupuestario es casi de 25 millones de euros.

 

Con este dinero disponible, en 2015 el Ayuntamiento asumirá 19,1 millones para pagar la parcela del Zambrana, utilizará 4,5 millones para inversiones financieramente sostenibles que no se efectuaron en 2014 y algo más de un millón sobrante lo podrá destinar a nuevas inversiones o amortizar la deuda.

 

Asimismo, Alfredo Blanco ha destacado que la Ley les permite que el resultante de la diferencia del remanente de tesorería y el superávit, en este caso de algo más de nueve millones de euros se destinen a lo que el equipo de Gobierno considere necesario. A propósito, León de la Riva dice que se efectuarán inversiones, aunque “no de grandes obras”, pero también podían incidir en incrementar partidas destinadas al gasto social, al empleo, prestación de servicios públicos, o también reducir la deuda.

 

El alcalde, tras arrojar todos los datos económicos ha valorado el contexto. “Hemos obtenido remanente sin cerrar dependencias o servicios sociales”, ha asegurado. En este sentido ha recordado que en los años 2012 y 2013 se ha reducido el gasto corriente en algo más de 15 millones de euros y también ha vuelto a insistir en que se ha reducido el endeudamiento de los 223 millones, de 2010, a los 128 millones de euros, de 2014.

 

León de la Riva ha presumido que el Ayuntamiento de Valladolid paga a sus proveedores en 20 días, cuando la media nacional de ayuntamientos es de 46 días. El regidor ha justificado a pesar de los datos que se haya contemplado una operación de endeudamiento por importe de 15 millones de euros.

 

“Los ingresos principales por impuestos propios no llegan hasta abril y mayo, por eso y para tener garantías de pago se utiliza esta operación a corto plazo. El año pasado por ejemplo contemplamos 20 millones, y al final solo se utilizaron cinco, que se devolvieron a los 7 días”. León de la Riva sigue sacando pecho de su gestión. “En 2015 hemos pedido 15 y nos han ofrecido 76”.

 

El alcalde de Valladolid ha adelantado que en 2015 se reducirá la presión fiscal en 1,7 por ciento. “Estos buenos resultados de liquidación permiten continuar con nuestra política de impuestos moderados”, antes de recordar que cada ciudadano paga 424,11 euros en impuestos al año en Valladolid, cuando la media nacional es de 526,11 euros. Además, el alcalde ha advertido que cada vecino recibió 762,28 euros en servicios e inversiones municipales.

 

Por último, Javier León ha recordado que todos sus números están certificados por la intervención y el Ministerio de Hacienda, “mientras que los del PSOE no”, en relación a la acusación socialista quien ha dicho que el equipo de Gobierno “prevarica presupuestariamente” por “invertir menos recaudando más”