El alcalde dice que no puede expulsar a Presencio porque su partido sólo le ha suspendido

Óscar Puente asegura que su propio partido no le ha expulsado aún sino que simplemente le ha suspendido.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha advertido hoy de la imposibilidad de forzar al edil de Ciudadanos Jesús Presencio a abandonar dicho grupo puesto que su propio partido no le ha expulsado aún sino que simplemente le ha suspendido.

  

El regidor socialista ha explicado que el principal obstáculo para que Presencio, condenado por delito contra la seguridad del tráfico por conducir bebido, deje de representar los intereses de C's en el Ayuntamiento y pase a convertirse en concejal no adscrito radica en que su partido, a diferencia de lo afirmado, no le ha expulsado sino suspendido.

  

"El secretario municipal, con acierto, sostiene que mientras no tenga una medida definitiva no puede expulsar del grupo con una suspensión cautelar", ha incidido Puente, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha aprovechado para criticar al líder de la formación naranja, Albert Rivera, de quien asegura que el día anterior de acudir a Valladolid par participar en un acto público mandó una carta al Ayuntamiento, comunicando su suspensión cautelar de militancia, "para no dar la sensación de que no hacía nada".

  

Pero además, el alcalde ha extendido sus críticas a Ciudadanos, del que asegura tener la sensación de que el "guirigay" montado, "que incluye el despido de la trabajadora del grupo porque era de la confianza de Presencio, un auténtico dislate, pone de manifiesto que es un partido que no hace lo que dice".