El alcalde de Valladolid vuelve a mostrarse de acuerdo con la elaboración de la nueva ley electoral

Francisco Javier León de la Riva.

Javier León de la Riva ha insistido en que "es buena idea" siempre que se alcancen el mínimo del 40% de los votos que respalden al nuevo alcalde.

El alcalde, Javier León de la Riva, fue cuestionado este viernes en su visita a las nuevas instalaciones del Pinar de Antequera sobre el hecho de que PP y PSOE aborden juntos la reforma de la nueva ley electoral, que en Valladolid fue aprobada en el pleno hace unas semanas y que supondrá que sea elegido alcalde aquel que tenga más votos, sin que puedan pactar entre sí aquellos partidos que no ganen los comicios.

 

"Desde el primer momento me mostré de acuerdo con aquella elección directa del alcalde", comenzó De la Riva, que en todo caso dejó claro e insistió en que se deben tener un porcentaje mínimo de votos. "Parece que esa propuesta es buena idea si llega al 40% de los votos de los ciudadanos, es decir, que si un partido tiene el 23%, otro el 22% y otro el 19%, habría que ir a segunda vuelta. Con 40% se entiende que hay respaldo al cabeza de lista".

 

"Imagino que los responsables de política municipal negociarán con los responsables del PSOE y con el resto de grupos que quieran sentarse a hablar. Aunque ellos lo niegan, en 2003 o 2004 llevaban esto en su programa", concluyó el alcalde.