El alcalde de Valladolid solicita a Renfe que sea “razonable” y pague por los nuevos talleres

Los nuevos talleres de Renfe en Valladolid. BORIS GARCÍA

Óscar Puente asegura que se trata de la única forma de obtener financiación para poder pagar a los bancos parte del préstamo por el soterramiento.

“Yo creo que el soterramiento es posible, pero a día de hoy tenemos que salvar unos obstáculos que no son pequeños, uno de ellos la financiación”. No podrían ser más claras las palabras del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras ser preguntado este miércoles por la situación del soterramiento y los nuevos talleres de Renfe en San Isidro. Y es que el primer edil, después de la reunión del Consejo Valladolid Alta Velocidad, solo ve una posible vía.

 

“Honestamente creo que la solución es sencilla, y pasa porque Renfe asuma el coste de los talleres que va a recibir. Si pretenden recibir unos talleres de 200 millones por un suelo que vale 40, pues francamente es una posición difícilmente sostenible. Lo lógico es que asuma que le toca rascarse el bolsillo”, hizo ver el primer edil. Cabe recordar en este sentido que el Ministerio de Fomento, en representación de la empresa ferroviaria, aseguró este martes no reconocer la deuda como tal.

 

Ahora mismo la situación es que los talleres están prácticamente terminados, a falta de una última inversión de 10’5 millones de euros –que se podrían pagar con 15 que tiene la Sociedad en sus cuentas, pero que están bloqueadas por no haber pagado lo que se debía a los bancos desde el 1 de enero- para algunas últimas máquinas y el proceso de formación de los empleados.

 

“Hay máquinas como la cabina de pintura que no está, sin ella se puede empezar, se puede ir poniendo en marcha el resto. Falta poner un dinero encima de la mesa, y ya no van a poder poner excusas de licencias”, siguió Puente, en referencia a que el próximo miércoles el Ayuntamiento de Valladolid aprobará en Junta de Gobierno la última licencia municipal debida.

 

“Nosotros propusimos posponer la discusión de si deben pagar o no de la apertura de los talleres, les dijimos que los cogieran, los pusieran en marcha y ya discutiremos lo que tenéis que pagar, cuándo y cómo. Pero que no sea obstáculo para que los 1.000 puestos de trabajo se pongan en marcha. Incluso si hay que poner esos 10’5 millones de euros, no estaría de más que Renfe los pusiera ya que van a coger esos talleres , y ya hablaríamos. Mejor voluntad por parte del Ayuntamiento no puede haber”, siguió Puente, quien esgrimió una razón poderosa.

 

“Si se disolviera la Sociedad, los bancos podrían declarar anticipado ese préstamo, reclamar los 404 millones a quienes hubieran avalado ese préstamo de manera válida, en este caso, ni Fomento ni Junta cuestionan las confort letter, y por tanto hablamos de que Fomento tendría que pagar 200 millones. Lo razonable sería pagar sería poner la mitad ahora, recibir los talleres, ponerlos en marcha, solucionar todo a corto plazo y darnos a todos un margen de tiempo razonable para renegociar con los bancos”, cerró.

Noticias relacionadas