El alcalde de Valladolid muestra que “está al 100%” con los trabajadores de Lauki

Óscar Puente y Juan Manuel González, frente a las puertas de Lauki. JORGE IGLESIAS
Ver album

Óscar Puente, con prácticamente la totalidad del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, ha estado este jueves en la protesta frente a la fábrica antes de la crucial reunión con la dirección.

Nevaba, hacía frío y un viento imponente, pero a los trabajadores de Lauki no parecía importarles. Frente a la fábrica que tantos y tantos días les ha visto entrar y salir, una concentración más desde primera hora de este jueves venía a demostrar que no están dispuestos a rendirse así como así. La reunión de sus representantes con la dirección de Lactalis, empresa propietaria de Lauki en Valladolid, comenzaba poco después y querían dejar clara su postura, que no es otra que la del no cierre.

 

“No tiene sentido algunas cosas de las que nos proponían, en diciembre nos dieron un informe en el que aseguraban que teníamos una reunión de dos millones de euros”, aseguraba Juan Manuel González, presidente del Comité de Empresa, a los medios de comunicación. La cosa va para largo, claro. Y es que este lunes los sindicatos explicarán las manifestaciones que tienen planificadas, donde se espera una gran movilización por Valladolid.

 

Y mientras, más allá de la reunión de trabajadores y dirección de Lactalis, este mismo jueves habrá otra de los directivos con la Junta de Castilla y León, quienes pretenden convencer a Lactalis de que si considera que no es rentable la fábrica de Lauki, que al menos la venda. Una posibilidad que precisamente defendió también el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien acudió a la manifestación de este jueves.

 

“Tienen que trabajar, mantener dialogo y reuniones, y mantener la continuidad de este grupo en Valladolid”, dijo el edil, al ser preguntado por el trabajo que debía realizar el organismo regional. “En segunda opción está la venta, si la fábrica no es rentable como comentan públicamente, qué mejor que venderlo y trasladarle el problema a la competencia”.

 

Puente, quien aseguró respaldado por prácticamente la totalidad de todo su equipo de Gobierno frente a la fábrica, aseguró que “el Ayuntamiento está al 100% con la continuidad de esta empresa” y rescató la posibilidad de que el Consistorio tome medidas contra Lactalis, algo “a lo que no le gustaría tener que recurrir”.

 

“Yo no suelo hablar a humo de pajas. Estamos dispuestos desde el equipo de Gobierno a tomar las medidas necesarias, y en caso de cierre que la próxima vez se lo piensen dos veces. Si han hecho estimación de costes, que también tengan en cuenta la reacción de la ciudad y del Ayuntamiento”, se mostró contundente el alcalde de Valladolid. “Con un problema de desempleo como el que tenemos demuestra un nulo compromiso social de la empresa”, cerró.

Noticias relacionadas