El alcalde de Valladolid "aliviado" porque el juicio del PGOU esclarecerá "hechos inconcebibles"

Óscar Puente, alcalde de Valladolid.

El Juzgado de Instrucción número 1 ha decretado la apertura de juicio oral en el caso de las modificaciones irregulares del Plan General de Ordenación Urbana de 2003.

Óscar Puente ha manifestado su "alivio" ya que considera que servirá para esclarecer unos hechos que ha calificado de "inconcebibles".

 

En declaraciones a los medios de comunicación, Puente ha señalado que es una consecuencia del procedimiento que ya se abrió en su momento, y que le parece "lógico" que se abra juicio oral en la medida en que habia acusación por el ministerio fiscal.

 

El regidor ha señalado que no puede "expresar satisfacción" porque la decisión es "el reflejo de que en el Ayuntamiento hubo un comportamiento poco ético", pero ha apuntado que siente "alivio" en cuanto a que entiende que "esto se va a esclarecer en el ámbito judicial". Asimimso, ha manifestado que espera que las personas que hayan participado en la manipulación del PGOU "sean sometidas a la Justicia".

 

Óscar Puente ha calificado de "inconcebibles" los hechos que se juzgarán, pues aunque ha reconocido que existen casos de corrupción "más graves", éste en concreto fue "tan burdo, tan grosero" como para "privar a un Pleno de Ayuntamiento de su decisión soberana y cambiarlo en algún despacho".

 

El primer edil ha aseverado que los hechos "dan idea de hasta qué punto había una situación de soberbia" y de "creer que se estaba impune y con posibilidades de hacer cualquier cosa" en el Ayuntamiento durante la etapa en la que se aprobó el PGOU de 2003, al comienzo del tercero de los mandatos del 'popular' Francisco Javier León de la Riva.

 

Óscar Puente ha recordado que se modificó una norma "como el PGOU de camino al boletín oficial de la Provincia", donde aparecieron cambios en 70 artículos y 14 planos con respecto a lo aprobado en el Pleno municipal. Asimismo, se ha preguntado si alguien "se puede imaginar" que esto sucediera en el Congreso de los Diputados, con una modificación en el BOE del documento aprobado.

 

En definitiva, ha expresado el deseo de que "estas cosas no vuelvan a suceder", pues entiende que el Ayuntamiento debe ser "un ejemplo en el complimiento de la norma y nunca debe ser un lugar en el que se produzcan incumplimientos con transcendencia penal".

Noticias relacionadas