El alcalde de Palazuelo, el 'Schuster' de la política rural

El alcalde de Palazuelo, Salvador Fernández,en la fiesta de la Matanza de la localidad con el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, en una imagen de archivo.

Igual que el futbolista militó en Barcelona, Real Madrid y Atlético; Salvador Fernández ya ha sido alcalde por el PSOE, PP y ahora aspira a revalidar una nueva mayoría absoluta al frente de Candidatura Independiente.

¿Se acuerdan de Bernd Schuster? Sí, aquel rubicundo futbolista alemán que militó en los tres clubes más importantes de la Liga española (Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid) con los que consiguió varias títulos, entre ellos tres ligas y seis Copas del Rey.

 

Salvando las distancias el Schuster de la política rural bien podría ser Salvador Fernández, alcalde de la pequeña localidad de Palazuelo de Vedija (al norte de la provincia), y que ya ha sido regidor de los dos grandes partidos: PSOE y PP, con victorias aplastantes en las urnas. En esta ocasión va camino de una nueva mayoría defendiendo los colores anaranjados de Candidatura Independiente.

 

Salva, como así se le conoce, dice que no tiene rival. “PP y PSOE han puesto a candidatos cuneros, paracaidistas…”, apunta para referirse a cabezas de listas que no son del municipio. “Yo tengo la única candidatura del pueblo. Ya arrasé con el PSOE, también con el Partido Popular y ahora espero obtener cinco concejales (los máximos) con Candidatura Independiente Ciudadanos de Centro Democrático el próximo 24 de mayo”, añade.

 

Salvador Fernández insiste en que en los pueblos “se vota a las personas, no a las siglas”. Su andadura en el mundo de la política llegó tras alcanzar la Alcaldía de su pueblo en 1983, presentándose bajo el amparo socialista. Fue regidor hasta el año 91. Tras un receso, en 2004 volvió a la Alcaldía, de nuevo bajo las siglas del PSOE y, en 2011, cambio la rosa por la gaviota y se convirtió en alcalde popular.

 

Ahora, “harto” de la corrupción de los grandes partidos, se abre paso en Candidatura Independiente. “Siempre me ha gustado la idea de ser independiente, de no pertenecer a ninguno de los dos grandes partidos”. Su decisión es clara: “Cuando empieza a oler en un partido yo me voy”, dice gráficamente, antes de criticar duramente la corrupción existente en este país y sentirse traicionado por Mariano Rajoy, “quien prometió una cosa y luego ha hecho todo lo contario”.

 

Se autodefine como un “rebelde, un verso libre”. “Soy de los pocos alcaldes que no he sido un palmero del partido. No gusta mi forma de ser y de ver las cosas, porque soy muy claro y digo a los dirigentes políticos a la cara lo que nadie se atreve a decir”, argumenta Salvador Fernández, quien se califica como “alcalde por y para el pueblo”. Las urnas hablarán el 24 de mayo. Entonces sabremos si Salva hace hat trick y consigue vencer, esta vez al frente de otro partido, el tercero de su carrera política.