El alcalde de Moral asegura que lo ocurrido "ha sido un palo muy gordo para un pueblo tan pequeño"

El alcalde de Moral de la Reina, el 'popular' Isaac Delgado, ha expresado su dolor por la muerte de dos de sus vecinos en circunstancias aún no esclarecida, una madre de 82 años y su hijo de 48, suceso que, tal y como ha advertido, "supone un palo muy gordo para un pueblo tan pequeño" de no más de doscientos habitantes.

   

Aunque no estaba en el pueblo cuando se ha producido el hallazgo de ambos familiares, al parecer calcinados dentro de su casa hace casi un mes, Delgado explica que ha sido su concejal de Festejos, Hilario Sánchez, la primera persona que le ha dado cuenta de lo ocurrido después de que la Guardia Civil y los bomberos de Medina de Rioseco se presentaran en el inmueble y forzaran la puerta.

 

"Me han dicho que las persianas estaban un tanto arrugadas", ha apuntado el primer edil de Moral, quien, sin embargo, desconocía que los cuerpos se encontraran calcinados a causa de una supuesta deflagración y en tal sentido ha mostrado su sorpresa de que nadie en el pueblo se hubiera percatado hasta ahora de lo sucedido.

 

 "Cuando me lo han contado me he quedado helado, sin saber qué decir, ha sido un palo muy gordo para el pueblo", ha insistido Isaac Delgado.