Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El alcalde de La Cistérniga ya ha abierto un expediente para averiguar el episodio del gato apaleado

El alcalde de La Cistérniga, Mariano Suárez Colomo, ha abierto ya un expediente de actuaciones previas con el fin de averiguar la veracidad de aquellas informaciones referidas a la muerte a palos de un gato a manos, supuestamente, de operarios municipales.

El primer edil de La Cistérniga ha explicado que la primera medida, tras enterarse personalmente de los hechos dos días después, ha sido la apertura del referido expediente, del que se ha nombrado instructor, "para comprobar si los mismos son tan graves como indica el colectivo Observatorio Justicia y Defensa Animal".

  

Así, Suárez Colomo ha anunciado su intención de entrevistarse mañana por la mañana con los policías municipales que acudieron a la piscina donde, presumentamente, fue apaleado el gato hasta la muerte y ya por la tarde con los dos operarios municipales a los que se acusa de la brutal actuación.

  

"El objetivo es comprobar si hubo o no extralimitación de funciones, y en caso afirmativo cada uno asumirá las responsabilidades correspondientes", ha advertido el munícipe.

  

Éste, sin embargo, ha calificado de "curioso" que este episodio coincida precisamente en el tiempo con el proyecto municipal de modificar la ordenanza relativa a los gatos callejeros.

  

"Tengo sobre mi mesa una modificación de esa ordenanza para que haya personas, a las que se facilitará una tarjeta, que puedan alimentar a los gatos abandonados, algo que ahora está prohibido", ha apuntado Suárez, quien lamenta por ello la trascendencia que el suceso pueda tener en las redes sociales y perjudique la imagen de un Ayuntamiento que está tratando de conseguir avances en la mejora del trato animal. "Si ponemos un circo, nos crecen los enanos", ha concluido el alcalde.