El alcalde de Arroyo solicitará a la Dirección General del Catastro que se baje el IBI a los vecinos

 “La medida se apreciará en distinta medida en los recibos del año 2014. Se aplicará tomando como base la modificación del Texto Refundido de la Ley del Catastro.”

El alcalde de Arroyo, el independiente José Manuel Méndez, solicitará a la Dirección General del Catastro, la aplicación del coeficiente reductor de los valores catastrales de los inmuebles de Arroyo de la Encomienda.

 

Ello será posible gracias a la modificación del artículo 32 del Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, texto legal que reconoce que la crisis inmobiliaria ha hecho que se dispare hasta un 50% la diferencia entre el valor catastral de los inmuebles actualmente reconocido, sobre el que los vecinos pagan su IBI, y el valor de mercado de los mismos.

 

“Hemos de aclarar que la bajada no afectará por igual a todas las fincas pues la revisión al alza de 2007 afectó de modo distinto a las mismas en función del grado de antigüedad y la revalorización de cada área del municipio” señala José Manuel Barrio, concejal de Hacienda del ayuntamiento de  Arroyo de la Encomienda.

 

Cabe resaltar que la aplicación de la medida no es automática sino que tiene que ser a iniciativa de parte, esto es: los alcaldes de cada municipio deberán solicitar la aplicación del coeficiente reductor de los valores catastrales que en su caso corresponda, en función del estudio hecho por el Catastro para cada localidad.

 

Así, en Arroyo de la Encomienda, el coeficiente reductor para ajustar el Valor Catastral al valor de mercado es del 17%. “Sin duda vamos a solicitarlo porque no es justo que los vecinos y vecinas de Arroyo de la Encomienda paguen más de lo que deben” añade José Manuel Méndez, alcalde de Arroyo de la Encomienda.

 

La parte negativa de esta medida es que de esa reducción, se deriva la consecuente reducción de los valores catastrales totales y por tanto de la recaudación total del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.“Somos conscientes de la responsabilidad que implica asumir esa medida porque en términos constantes recaudaremos menos IBI, ahora bien, Arroyo hizo los deberes, planificó bien, y la llegada del gran centro comercial Río Shopping, así como el continuo incremento de vecinos que llegan a Arroyo de la Encomienda, por los servicios que ofrecemos y seguiremos ofreciendo, hacen que el Padrón y por tanto la recaudación del IBI en términos reales no se resienta. En definitiva, los vecinos sienten en sus bolsillos la actuación de nuestra política. Creo que las familias de Arroyo de la Encomienda se merecen esta buena noticia”, señala el alcalde.

 

Por el momento, Arroyo de la Encomienda ha sido el único municipio que ha anunciado la adopción de esta medida dado que su dinamismo y la situación de “deuda cero” de que gozan sus Arcas Municipales hacen del Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda un Ayuntamiento completamente atípico.