El alcalde critica a la oposición por "ofrecer mítines" en el Pleno y debatir políticas que no son competencia municipal

El grupo popular rechazo cinco de las seis mociones presentadas por PSOE e IU y solo llegó a acuerdo con los socialistas en tres puntos de una propuesta relativa a la Ley de Bases de Régimen Local.

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha acusado a la oposición en el Ayuntamiento de Valladolid de “dar mítines políticos” y centrarse en asuntos que no son estrictamente de competencia municipal. Sucedió en la moción, rechazada por el grupo municipal popular, en la que el PSOE exige al Gobierno de España que se retire el Anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

 

En esta propuesta, los socialistas vallisoletanos también exigían a la Junta de castilla y León que retire los conciertos educativos a los centros que segreguen alumnos por sexo, además de solicitar que se suprima la Zona única de Escolarización en Valladolid, entendiendo que genera “desigualdades”. Fue entonces, cuando el regidor recordó que en la bancada popular no se sienta “ni el ministro Wert ni el consejero Mateos” y explicó que todas esas peticiones deben debatirse en las Cortes o en el Parlamento, no en un pleno municipal.

 

De la Riva fue más allá y explicó que las únicas competencias educativas del Ayuntamiento “es mantener limpios los centros escolares y retejar las goteras”. El PSOE por su parte incidió en la “involución social en materia educativa” y en “la regresión en la educación” que supone la nueva Ley e Izquierda Unida denunció que la LOMCE no amparará la equidad en el sistema educativo.

 

El pleno que tuvo una duración cercana a las cinco horas sirvió para que los populares rechazarán prácticamente todas las mociones presentadas por la oposición. El acuerdo sólo llegó en una de ellas, relativa a la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, en la que PP y PSOE ha coincidido para sacar adelante tres acuerdos, uno de ellos enmendados pro el grupo de Gobierno.