El alcalde confirma que se "reducirá sensiblemente" el soterramiento del tren en la zona del Arco de Ladrillo

Javier León de la Riva informa al Consejo Social de la Ciudad del estado actual de la operación ferroviaria en Valladolid.

El proyecto de soterramiento de ferrocarril sufrirá una modificación sensible con la “reducción” del gran túnel que el Plan Rogers había planeado en el Arco de Ladrillo por valor de 36 millones de euros. Así lo ha confirmado hoy el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, en su comparecencia ante los medios de comunicación tras su reunión con el Consejo Social de la Ciudad. El regidor ha informado de cómo se encuentra el estado actual de la operación ferroviaria, tras la celebración del consejo de administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad 2003 reunido el pasado mes de enero.

 

El alcalde cree que debido a la situación económica actual no permite la inversión de 36 millones de euros ya que no es “asumible”. Y aunque no ha adelantado cómo afectará el recorte, tanto a nivel físico como económico, ha asegurado que se reducirá “sensiblemente”. Aún tienen que pactarlo con el equipo del arquitecto. Javier León ha explicado que el ministerio de Fomento ha adelantado esta obra en tres años respecto al anterior ministerio socialista que dirigió José Blanco.

 

Según ha explicado el alcalde, las obras en el desmantelamiento del paso elevado para vehículos en el Arco de Ladrillo, así como la propia estructura de la arcada, “molestarán a la ciudadanía” por lo que no se acometerán hasta el inicio del soterramiento. León de la Riva no ha dado más datos sobre este proyecto, aunque ha reiterado que los plazos de ejecución se adelantan a los años 2014-2015.

 

Durante la rueda de prensa ofrecida a los medios para explicar el momento en el que se encuentra el soterramiento, el regidor vallisoletano ha sido rotundo: “A pesar de los tiempos económicos que corren, el Ayuntamiento de Valladolid no aceptará otra solución que no sea el soterramiento”.

 

León de la Riva ha apuntado que las obras de urbanización del Pinar de Antequera sobre el tramo soterrado se han licitado por un importe de 2,46 millones de euros, aunque prevé que las obras tengan un coste final de 1.7 millones “con un ahorro de casi 700.000 euros”. Se trata de urbanizar una superficie de más de 50.000 metros cuadrados de una zona “ahora muy descarnada”, según Javier León, que se completarán con una gran zona de paseo, pistas polideportivas, zonas verdes y viales de coexistencia para el tráfico rodado que tendrá que estar concluido en 2013.

 

En el complejo ferroviario en la zona de San Isidoro, donde se integran los nuevos talleres, conocidos como base de mantenimiento integral, las obras “están muy avanzadas” con un presupuesto de 137 millones de euros, que se encuentra en su fase final. Asimismo, se adquirirán 32 lotes de aparataje, con 375 nuevas máquinas por valor de 36 millones de euros (más IVA), a lo que habrá que sumar otras 155 ya existentes.

 

El alcalde recordó la importancia del ramal de conexión de la factoría de Renault con el complejo ferroviario para dar salida a los coches de la marca del rombo. Este enlace tendrá un coste de veinte millones de euros. De esta manera, quedarán liberados los terrenos de Ariza, junto a la Ciudad de la Comunicación. Javier León ha asegurado que se construirán 611 viviendas, de las que casi 300 serán en régimen de Viviendas de Protección Oficial.

 

De la misma manera recordó que el Ministerio de Fomento ha reprogramado para 2014 y 2015 la ejecución y conclusión del desvió de mercancías, con la longitud de 17,5 kilómetros, y que supone la devolución a Valladolid Alta Velocidad 2003 del capital adelantado. Por último, Javier León quiso destacar el ahorro anual de 500.000 euros de la propia administración de la Sociedad.