El alcalde avisa que dedicará los dos años que restan de legislatura "al empleo y no a zarandajas electorales"

El alcalde de Valladolid, durante su intervención arropado por su equipo de Gobierno./ BORIS GARCÍA

León de la Riva, en su balance de gestión en el ecuador de mandato, ha asegurado que ha cumplido el 70% de las propuestas del programa electoral y destaca que en su Ayuntamiento no se ha despedido "a un solo trabajador", además de reducir la deuda en casi 70 millones de euros en tres años.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha dicho que los dos años que restan de legislatura los va a dedicar a “luchar por el empleo y no a zarandajas electorales”, en relación a una posible reelección en el cargo. Así lo ha hecho saber en rueda de prensa en la que ha presentado el balance de la gestión en el ecuador de su mandato, donde ha estado arropado por gran parte de su equipo de Gobierno.

 

El regidor vallisoletano ha asegurado que de las 384 propuestas que recogía su programa electoral, a día de hoy se han llevado a cabo de forma total o parcialmente un total de 271, lo que supone algo más del setenta por ciento. Otras grandes actuaciones se han “aparcado”, “que no desechado” por efecto de la crisis, como por ejemplo el Palacio de Congresos, que presentaba una inversión inicial de 70 millones de euros.

 

En este sentido, León de la Riva, cree se están trabajando en otras propuestas como el Parque Logístico Agroalimentario, para lo que ya ha solicitado una nueva reunión con el consejero de Fomento, y ha descartado proyectos “que no vienen a cuento” como una piscina flotante en el Pisuerga.

 

En su análisis de dos años (el 11 de junio se cumplirá el segundo aniversario de la toma de posesión), ha presumido de que en su Ayuntamiento no se ha hecho ningún ERE ni se ha despedido “a un solo trabajador” del propio Consistorio o de Fundaciones municipales.

 

El regidor vallisoletano recordó que en su programa electoral “se dejó a un lado el ladrillo para dedicarnos a las personas”. En este bloque del programa electoral concurrían 38 propuestas, algunas de ellas como la creación de la Cuenta Corriente Tributaria, para el pago fraccionado de todos los impuestos municipales en doce mensualidades, o el Plan de Racionalización del Gasto Corriente, con el que el Ayuntamiento, según  destacó De la Riva, se ha ahorrado 6,8 millones de euros en 2012. El alcalde estima que ha final de año la deuda se reducirá a 153 millones frente a los 222 de hace tres años.

 

Por último, De la Riva ha valorado muy positivamente el mantenimiento del esfuerzo presupuestario respecto al gasto social, que supone el 23% del último presupuesto. Apunta a demás a que más del 82% invertido en este capítulo “procede pura y llanamente del presupuesto municipal y no de subvenciones”.

Noticias relacionadas