El alcalde apela a la normalización en el uso de la bici "para hacer de Valladolid una ciudad ejemplar"

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha apelado a la normalización y a la igualdad de derechos y deberes, también a pie de calzada, en el uso de la bicicleta y ha abogado por una ciudad "vialmente equitativa y justa" además de "ejemplar" en su compromiso con la movilidad sostenible.

   

En un Bando de Alcaldía emitido por el regidor vallisoletano y recogido por Europa Press, De la Riva explica que el único camino posible para incorporar la bicicleta como vehículo de desplazamiento urbano y favorecer la convivencia satisfactoria y armónica de peatones, ciclistas y automovilistas es "respeto, respeto y más respeto".

 

Según explica el primer edil, la Ordenanza reguladora de la movilidad en bicicleta en el término municipal de Valladolid aprobada el pasado 3 de marzo hace compatible el uso de la bicicleta como modo de transporte y regula su circulación y estacionamiento "sin menoscabo de su convivencia con el resto de usos y usurarios de las vías".

 

"Nadie es más que nadie en las calzadas y aceras de Valladolid", advierte el alcalde que recomienda ser conscientes y asumir "con todas las consecuencias y en cada momento" la condición de peatón, ciclista, motorista o automovilista para adaptar la forma de circular a lo convenido para cada una de ellas. "Hoy soy peatón, pero mañana o esta misma tarde puedo ser automovilista; y, durante el fin de semana, lucir credenciales de ciclista...", recuerda De la Riva.

 

De la Riva recuerda que hay que ser capaz de contemporizar con quienes comparten las vías de la ciudad, "vistiendo su propia y voluntaria condición de peatón, ciclista, motorista o automovilista".

 

El alcalde pide también  no olvidar que existe un lenguaje común establecido en el código de circulación que debe ser respetado por todos y que establece un marco de convivencia "básico e inalienable" para peatones, ciclistas, motoristas y automovilistas "pero cuyas lagunas en lo referente a la regulación específica de cada tipo de vehículo hace necesario reglamentaciones como esta".

 

"Nada de prebendas. Nada de discriminaciones positivas. Es la hora de la normalización", concluye el alcalde en este bando.