El aeropuerto de Valladolid registró una caída de un 33 por ciento de pasajeros en lo que va de año

Un avión despega del aeropuerto de Villanubla.

Los otros tres aeropuertos de la Comunidad también experimentaron un descenso en número de usuarios, aunque el de Villanubla aumentó el transporte de mercancias.

El aeropuerto de Valladolid experimentó una caída de un 33 por ciento de pasajeros en lo que va de año. Los tres restantes aeropuertos de Castilla y León han perdido pasajeros en los nueve primeros meses con descensos encabezados por el de León, que presenta una caída del 44,7 por ciento con respecto al mismo período de 2012; seguido por Salamanca (-35,9 por ciento); y Burgos (-16,6 por ciento).

  

En cambio, según los datos de AENA recogidos por Europa Press, el pasado mes de septiembre, el aeródromo de Burgos recibió más viajeros que en el mismo mes de 2012, con un total de 1.645 (un 16,3 por ciento más). Los otros tres perdieron viajeros en comparación con el mismo mes de 2012. En concreto, el de León perdió un 56,6 por ciento, para quedarse en 1.645 viajeros; Salamanca, con un -38 por ciento (1.196 pasajeros); y Valladolid, con un descenso del 35,9 por ciento (22.177).

  

En los ocho primeros meses del año, el aeropuerto de Valladolid ha contabilizado 202.350 pasajeros, un 33,3 por ciento menos que en el mismo periodo de 2012; el de León, 24.945 usuarios (-44,7 por ciento); el de Burgos, 15.173 pasajeros (-16,6 por ciento) y el de Salamanca 12.372 usuarios (-35,9 por ciento).

  

En cuanto al volumen de las operaciones registradas entre enero y septiembre, en el aeropuerto de Salamanca se han contabilizado 5.493, lo que supone una caída del 25,3 por ciento; en Valladolid, 3.517 operaciones (-32,3 por ciento); en Burgos, 1.882 operaciones (-23,8 por ciento) y en León, 1.613 operaciones (-22 por ciento).

  

Asimismo, en lo referente a datos de las mercancías, el aeropuerto de Valladolid transportó en los nueve primeros meses de 2013 un total de 24.064 kilos de mercancía, lo que arroja un incremento del 45,4 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año. El de León operó 462 kilogramos, con un descenso del 43,2 por ciento; mientras que no se tienen datos de Burgos y Salamanca.