Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El adiós perfecto del BM Aula contra el Mar Alicante (24-25)

VALENTÍN G. GARIBAY

Las vallisoletanas dijeron adiós a la temporada tras imponerse al final del encuentro para firmar una campaña histórica.

FICHA TÉCNICA:

 

CB Mar Alicante 24: Nuria Andreu, Noelia Bolaños, Sandra Domenech, Carolina Estévez, Beatriz Galindo(1), Miriam Ivorra, Gemma Martín (p), Estefanía Moreno (1), Laura Navarro (4), María Asunción Sánchez (p), Lene Tobiasen (5), Ana Vicente (11), Teresa Rueda (1) y Ekaterina Zhukova (1).

 

Aula Cultural 25: Mariia Makarenko (p), Bea Casquero, Celia López (4), Ana Vergara (2), Ángela Nieto (2), Isabel Calderón (4), Verónica Torres, Cristina Cifuentes (3), Teresa Álvarez, Cecilia Cossío (4), María González (p), Lourdes Guerra (p) y Amaia Garibay (6).

 

Parciales: 3-3, 3-4, 8-6, 11-7, 13-9, 13-11 // 17-12, 19-15, 20-17, 21-18, 23-20, 24-25.

 

Árbitros: Gerardo Eloy Bohigas y Joaquim Santañer (Cataluña) que excluyeron a Noelia Antón, Miriam Ivorra (2), Carolina Estévez (2) y Zhukova Ekaterina por parte del Mar Alicante y a Celia López (2), Cristina Cifuentes y Amaia Garibay por parte del BM Aula Cultural. Además, la pareja de colegiados expulsó a la porpia Amai Garibay con roja directa.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 26ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Pabellón del Colegio San Agustín (Alicante) que presentaba una excelente entrada.

El BM Aula Cultural finalizó la temporada de su debut en la máxima categoría del balonmano femenino nacional igual que la comenzó, es decir, sumando una victoria a domicilio ante un rival que, a priori, debía de haber sido muy superior a las vallisoletanas a largo del año. No fue así, ni en el partido ni en cuanto a la clasificación y el Mar Alicante se tuvo que despedir de su afición esta campaña con una dolorosa derrota.

 

Entre otras cosas, porque las alicantinas ganaban de cuatro goles a falta de sólo tres minutos para el final y vieron cómo el Aula se acababa llevando el partido. Además, las locales sufrieron en sus propias carnes el vendaval valisoletano en el tramo final de encuentro. Una victoria que hace que el conjunto vallisoletano acabe la temporada en séptima posición y lo que es mejor, con unas sensaciones absolutamente inmejorales.

 

El encuentro en el Pabellón del Colegio San Agustín de Alicante comenzó bien para los intereses del equipo castellano. Al tanto inicial de la local Ana Vicente, las vallisoletanas respondían logrando un parcial de 0-3 gracias a los goles casi seguidos de las dos extremos, Amaia Garibay e Isabel Calderón y el tanto de cristina Cifuentes. Sin embargo, otra vez Ana Vicente, la más activa en estos instantes iniciales contestaba con otros dos goles casi consecutivos para volver a reestablecer el empate.

 

El intercambio de golpes era constante entre los dos contendientes. Y como si de un combate de boxeo se tratase ninguno de los dos besaba la lona. El BM Aula lograba varias ventajas en el marcador hasta el ecuador del primer acto, aunque no conseguía marcharse con comodidad en el electrónico. Otra vez Cristina Cifuentes y la goleadora Amaia Garibay anotaban para poner por delante e las jugadoras de Miguel Ángel Peñas hasta en dos ocasiones.

 

Pese a ello, el Mar Alicante se vino arriba. Un parcial de 5-1 desequilibró una balanza que hasta ese momento se había mantenido muy equilibrada. Tobiasen, Ekaterina y Navarro, en dos ocasiones hacían vibrar a una afición local que veía como su equipo se marchaba en el marcador.

 

Sin embargo, la diferencia de cinco goles lograda por el Mar Alicante se vería poco a poco reducida conforme avanzaban los minutos. El trabajo defensivo del BM Aula unido a su eficacia en ataque provocaba que las vallisoletanas se acercasen en el marcador. Un 0-3 de parcial en los últimos compases del primer acto ponían a las chicas de Peñas a sólo dos gols de las levantinas. Un resultado de 13 a 11 que hacía que el partido quedase completamente abierto para el segundo tiempo.

 

Tras la reanudación, una salida en tromba del Mar Alicante volvió a dar una ventaja importante a las locales. Dos goles de Ana Vicente y el buen hacer en tareas ofensivas de Lene Tobiasen o Teresa Rueda hacían que las alicantinas se marchasen el marcador. Poco duró la alegría a la parroquia local. El BM Aula quería ganar el encuentro y no dudó en irse descaradamente al ataque. Tras tantos de Celia López lanzaban a las vallisoletanas en el partido para que el BM Aula se colocase a sólo dos goles del Mar Alicante a falta de 20 minutos para la conclusión.

 

A partir de ahí se entró en una fase de auténtica locura. Algo que benefició a las alicantinas que en unos pocos minutos se pusieron cuatro goles arriba. Sin embargo, en un final no apto para cardiacos y sin la presencia de la mejor jugadora visitante hasta ese momento, Amaia Garibay, expulsada en el ecuador del segundo acto, el BM Aula hizo el más difícil todavía. En sólo 3 minutos fue capaz de dar la vuelta al marcador pese al estupor de todos los asistentes que no se creían lo que estaban viendo.

 

Isabel Calderón, con tres goles lideró a un equipo que se fue creciendo conforme iban avanzando los segundos y justo en el último suspiro, sobre la bocina y con un lanzamiento digno de elogio, Cecilia Cossío hacía el tanto definitivo. La cántabra se sacaba de la manga un espectacular disparo desde más de 10 metros que se colaba por la escuadra levantina. El gol que suponía el 24-25 final y que era el mejor epílogo a un partido que ya se ha convertido en otro hito más para el equipo castellano.

 

Un parcial de 0-5 en un abrir y cerrar de ojos acabó por dar la victoria a un Aula Cultural que volvió a demostrar ser capaz de todo. Na temporada histórica que finalizó con un broche de oro en forma de triunfo heróico, que tuvo todos los ingredientes para quedar en la retina de los aficionados vallisoletanos. El conjunto de  Miguel Ángel Peñas vuelve a inscribir su nombre con letras de oro en la historia del alonmano femenino nacional. En el año de su debut en la máxima categoría, ya hemos perdido el número de hazañas logradas por un equipo muy joven que ha registrado un crecimiento estratosférico esta temporada.