El acuerdo entre Iberia y sindicatos salva los ocho puestos de trabajo amenazados del aeropuerto de Villanubla

Aeropuerto de Villanubla, en Valladolid.

Los trabajadores del aeropuerto de Villanubla amenazados de despido en el proyecto de ERE que Iberia presentó a los representantes sindicales van a salvar su puestos gracias al acuerdo suscrito a raiz del protocolo propuesto por el mediador.

El aeropuerto vallisoletano de Villanubla había sido incluido en el plan de bajas con una recomposición de su plantilla que afectaba a 8 de sus 25 trabajadores actuales. Esos puestos iban a ser amortizados en el plan de despidos que provocó la inminente reacción de los representantes sindicales y las sucesivas jornadas de huelga.

 

Tras el protocolo de mediación presentado a instancias del Gobierno, compañía y sindicatos han acordado las nuevas posiciones que reducen en más de 700 personas los despidos inicialmente establecidos. Para Valladolid, la solución ha sido más concreta. Hay marcha atrás con respecto a los 8 afectados que iban a perder sus puestos de trabajo y el aeropuerto de Villanubla vuelve a acogerse al ERE firmado en 2001 y todavía vigente durante el presente año aunque con los matices del nuevo acuerdo.

 

De esta forma, cuatro trabajadores de la plantilla actual podrán acogerse al plan de bajas establecido este mismo 2013. Todos ellos superan los 58 años de edad y disponen de unas condiciones especiales ya pactadas con la empresa. Dos trabajadores más se incluirán, también por el mismo motivo de edad, en los dos siguientes años. A grandes rasgos, el acuerdo implica que Iberia se hace cargo de la diferencia entre el salario actual y la cobertura del Estado dentro de un capítulo de bajas voluntarias. Eso sí, los puestos de trabajo no serán reemplazados con nuevas contrataciones.

 

Tanto el personal que se quede en la plantilla como las bajas por este motivo tendrán que reducir sus salarios en una cantidad que ronda el 7%, aunque aún no está totalmente determinado. Este ha sido otro de los puntos del acuerdo que, al menos en el caso de Villanubla, ha dejado satisfechas a todas las partes implicadas.

Noticias relacionadas