El 60% de la población padece molestias en los oídos al viajar en avión

El 60 por ciento de los españoles ha notado molestias en los oídos al subirse a un avión y, a pesar de que éste ha desaparecido por sí solo en la mayoría de los casos (54%), el 6 por ciento se ha visto obligado a acudir al médico o especialista al no cesar el dolor, según ha mostrado una encuesta realizada por Oi2.

Y es que, el aerotitus, trastorno que afecta sobre todo a niños y ancianos, ocurre debido a las dificultades de la trompa de Eustaquio para adaptarse a las altas y rápidas diferencias de presión, que se producen tanto en el ascenso como en el descenso del avión.

Las intensas molestias en el oído explican por qué mucha gente prefiere evitar el avión, y es que, según el estudio, el 14 por ciento de los españoles se plantea un medio alternativo al aeroplano para evitar sufrir este tipo de trastorno.

Por tanto, no es casualidad que los viajes terrestres sean los preferidos por los españoles siendo el coche o la moto los más escogidos (56%), seguidos del tren (11%) y del autocar (5%). Aun así, el 26 por ciento sigue optando por la rapidez del avión, dejando en último lugar a los que se inclinan por la tranquilidad del barco (2%).

Por ello, Oi2 ha recomendado que al viajar en avión se realicen acciones como tragar saliva o agua durante el vuelo, no impedir el bostezo o incluso provocarlo abriendo la boca, así como mascar chicle para que se abran las trompas de Eustaquio impidiendo el taponamiento. Asimismo, ha proseguido, en caso de que no desaparezca la molestia, es necesario acudir a un especialista.

Por último, los expertos han recordado que el verano es una época en la que se suelen padecer más dolencias en los oídos acrecentando así las probabilidades de sufrir aerotitus. De hecho, males como la otitis o los taponamientos son una de las tres dolencias más habituales en los meses de verano para un 14 por ciento de los españoles, por detrás del insomnio (34%) y dolores estomacales (24%).