El 56,5% de los castellanoleoneses afirma leer en su tiempo libre, un punto más que hace un año

Informe hábitos de lectura 2012

El 56,5 por ciento de los castellanoleoneses afirma leer en su tiempo libre, un porcentaje que se sitúa tres puntos y medio por debajo de la media nacional (59,1 por ciento), y un 1,1 por ciento más con respecto a 2011, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2012 realizado por la Federación de Gremios de Editores de España.

Asimismo, Castilla y León se sitúa con uno de los peores datos en el porcentaje de compra de libros, con un 35,2 por ciento, sólo por delante de Extremadura (33,8) y frente al 40,3 por ciento media en el conjunto del país. Sin embargo, la media de libros comprados por persona, con 9,8 fue superior a la media (9,1).

El Barómetro refleja un incremento del porcentaje de lectores en todas las comunidades autónomas, con Madrid como región con mayor índice de población lectora, con un 71,3 por ciento. Junto a ella, otras cinco comunidades autónomas presentan cifras superiores a la media: Cantabria (61,5 por ciento), País Vasco (60,6 por ciento), Aragón (60,3 por ciento), Navarra (59,5 por ciento), y Cataluña (59,3 por ciento), mientras La Rioja (59,1 por ciento), presenta un porcentaje igual a la media.

En el lado opuesto, Extremadura y Murcia son las regiones con menor índice de lectores (54,2 por ciento), seguidas de Asturias (54,3 por ciento), y Castilla-La Mancha (54,4 por ciento). El resto de comunidades tampoco logran alcanzar el índice medio de lectura: Baleares (59,1 por ciento), Canarias (57,1 por ciento), Comunidad Valenciana (56,8 por ciento), Castilla y León (56,5 por ciento) y Andalucía (55,1 por ciento).

En cuanto a la compra de libros no de texto, Madrid también fue la comunidad autónoma con mayor porcentaje de compradores de libros no de texto (48,3 por ciento), seguida de Cantabria (43,2 por ciento), Cataluña (42,3 por ciento), y País Vasco (42,2 por ciento).

A su vez, la Comunidad con mayor media de libros comprados fue Asturias, 10,9, sin embargo el porcentaje de compradores (36,2 por ciento) estuvo por debajo de la media nacional.

Por lo que respecta al perfil del lector, el estudio refleja que las mujeres leen más en su tiempo libre que los hombres, el 64,1 por ciento frente al 54 por ciento, una diferencia de 10 puntos. Esta diferencia es mayor entre los 25 y los 54 años, siendo a partir de los 55 años donde las distancias entre los porcentajes de lectores de distinto sexo se reducen.

VALORACIÓN DE LAS BIBLIOTECAS

El informe también analiza los hábitos de asistencia a bibliotecas y la consideración que de éstas tienen sus usuarios. Así, señala que los españoles otorgan un notable alto a su biblioteca (7,83 puntos), una puntuación superior a la que los castellanoleoneses otorgan a las instalaciones de lectura de la Comunidad (7,68).

Cabe destacar que esta nota es inferior a la obtenida en el informe de 2011, cuando se alcanzó 7,89 puntos.