El 5% de los jóvenes españoles ni estudia ni busca empleo

(Foto: Europa Press)

Según los últimos datos de la EPA, la tasa de desempleo en jóvenes se sitúa en torno al 46'5%, lo cual deja a este sector de la población como el más castigado por la crisis económica.

La situación económica que ha atravesado nuestro país en los últimos años ha sido bastante dura. Uno de los grupos sociales que más ha sufrido la crisis económica ha sido el de los jóvenes, que se ha encontrado con un muro difícil de superar a la hora de incorporarse al mercado laboral. Pero, ¿cómo está realmente este grupo social? ¿Buscan empleo los jóvenes, aprovechan esta situación para mejorar su formación para cuando mejore este contexto?

 

Este asunto ha sido tratado por la fundación de Cajas de Ahorros Funcas que ha tratado de poner luz sobre la situación de los jóvenes españoles en esta crisis económica. De este modo, nos encontramos datos como los referidos a cuántos pertenecen a la población activa: buscan empleo o están trabajando, personas que estudian a tiempo parcial o completo, o los que ni buscan trabajo ni se están formando.

 

Tasa real de desempleo en los jóvenes

 

Según los últimos datos de la EPA, la tasa de desempleo en jóvenes se sitúa en torno al 46'5%, lo cual deja a este sector de la población como el más castigado por la crisis económica. Sin embargo, esta fundación se pregunta cuál es la tasa de paro real en el grupo poblacional de 16 a 24 años y si los datos que ofrece la EPA son realmente ciertos.

 

Para refutar los datos de la EPA se remite a la tesis del Eurostat, según la cual la tasa de desempleo juvenil no debería utilizarse para describir la magnitud de parados en esas edades ya que únicamente el 36,1% de la población entre 16 y 24 años se incluye en las estadísticas de población activa (trabaja o busca trabajo).

 

Realmente este porcentaje es resultado de que la mayor parte de los jóvenes españoles están estudiando. Por ello, Fucas recomienda seguir la metodología de Eurostat que distingue entre tasa de desempleo y ratio o razón del paro. Si nos atenemos a esta diferenciación se comprueba que el tanto por cieno de menores de 19 años que no se encuentra estudiando es muy pequeño y el 65% de los varones que supera esta edad se está formando a tiempo completo al igual que el 70% de las mujeres de más de 19 años. Es a partir de los 22 años cuando la cantidad de jóvenes que trabajan o están desempleados es mayor que la de los que estudian.

 

Uno de cada seis jóvenes está realmente desempleado

 

Una vez hecha esta distinción en base a la tesis de Eurostat se comprueba que mientras que la tasa de paro juvenil mostrada por la EPA es del 46'5%, la razón de desempleo es del 16'8%, es decir,uno de cada seis jóvenes está realmente desempleado.

 

Es decir, se entiende que, en la mayoría de los casos, en donde el sector de la población de entre 16 y 24 años no tiene trabajo es porque se encuentran estudiando a tiempo completo y centrando su vida en una formación que les impide incorporarse al mercado laboral. De hecho es a los 24 años cuando menos de uno de cada cuatro españoles está estudiando, aproximadamente la mitad de los que están empleados.

 

Los datos de Funcas también atienden al sector de jóvenes conocido como 'ni-nis', es decir que ni estudian ni buscan trabajo. Los datos de esta fundación exponen que el porcentaje de jóvenes de entre 16 y 24 años que ni se está formando ni busca empleo se mantiene estable en torno al 5%, sin diferencias entre edades ni entre hombres y mujeres.

 

Formación ante la situación del mercado laboral

 

Los datos que ofrece Funcas también recogen la vinculación entre desempleo y formación entre los jóvenes. Atendiendo a la comparativa entre los curtos 2007-08 y 2015-16 se puede comprobar que los datos de empleados varones españoles se redujo en un 22'4% al tiempo que los estudiantes de este grupo poblacional creció un 20%. En los datos de las mujeres de entre 19 y 24 años se repite la misma tendencia ya que mientras la tasa de empleo cayó un 15'2% el porcentaje de estudiantes aumentó un 16'2%.

 

Esto indica claramente que los jóvenes españoles se enfrentaron a esta situación del mercado laboral decidiendo aumentar su formación. También se entiende que aquellos que perdieron su trabajo y viendo la incapacidad de poder encontrar uno nuevo por la coyuntura económica, optaron por dedicarse a tiempo completo al estudio.