El 43% del lechazo que se consume en Navidad proviene de Francia

Asaja cifra en 130.000 las unidades de este animal que consumirán los castellanos y leoneses durante el mes de diciembre. 

El lechazo es uno de los productos que más se va a consumir en Castilla y León durante las fechas navideñas, sobre todo en aquellas provincias donde es más típico, como Burgos, Valladolid, Segovia o Palencia. Nuestra región es la mayor productora de españa con 1,8 millones de los 2,3 que se consumen a nivel nacional. Durante el mes de diciembre, se consumirán 300.000 lechazos en nuestra comunidad. 

 

Sin embargo, y a pesar de que este animal provenga de los mataderos castellanos y leoneses antes de llegar a nuestras mesas, no todo el lechazo que consumiremos durante la Navidad proviene de la región. Según ha denunciado ASAJA, 130.000 crías de oveja son procedentes del sur de Francia, es decir, el 43 por ciento de todo el lechazo sacrificado en la comunidad. 

 

Según ha explicado el presidente de ASAJA en Castilla y León, Donaciano Dujo, se trata de un "subproducto de poco valor, principalmente lacón, que se destina a productos lácteos". Este lechazo lo trasladan vivo a Burgos, Palencia y Segovia, se sacrifica en los mataderos y sale de ellos como si fuera de la región. 

 

Dujo asegura que, con esta práctica, "se está engañando al consumidor", ya que no se etiqueta la procedencia de estos lechazos, que está pagando algo por algo que no es. De esta forma, se está "perjudicando al ganadero de la región", ya que estos productos vienen a bajo precio, por lo que aumentan la oferta y obligan a los productores castellanos y leoneses ha disminuirlo también. 

 

Desde ASAJA piden a los mataderos que realizan estas prácticas que "sacrifiquen producto de la tierra, se indentifiquen con ella y alaben y potencien nuestros lechazos". Que los intermediarios y distribuidores clarifiquen en los lineales la procedencia de todos los productos para que el consumidor pueda elegir. Y a la Junta de Castilla y León que investigue más estos casos. 

 

No obstante, el Ministerio de Agricultura ya ha puesto en marcha desde hace un año la llamada Cadena de Valor. Sin embargo, al estar aún en funciones, no se ha desarrollado en su totalidad, sobre todo la parte importante que es la de la obligación de colocar la etiqueta de procedencia del producto. 

 

¿CUÁNTO ESTÁ PERDIENDO EL GANADERO?

 

En Castilla y León hay alrrededor de 1.300 explotaciones de ovino que vende lechazo. Actualmente, se está pagando, en Navidad, unos 5 euros por kilo. Teniendo en cuenta que el animal no puede pesar más de 12 kilos, el producto entero se está vendiendo a 60 euros. Aunque no está cuantificado exactamente cuánto supone la cría para un ganadero, algunos productores la cifran en torno a un 80%. Es decir, que el coste es de unos 45 euros y los beneficios de 15, aproximadamente. Esto provoca que fuera de estas fechas, muchos estén perdiendo dinero. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: