El 30% de las procesiones previstas en Valladolid entre 2010 y 2014 tuvo que suspenderse por lluvia

Es el triple de lo habitual. Así lo explica en un estudio la página web especializada en Semana Santa Valladolid Cofrade, quien ha analizado 1.210 procesiones durante los últimos 45 años. El 12 por ciento se suspendieron por lluvia.

Durante la presente década -entre 2010 y 2014- las cofradías de Semana Santa de Valladolid han suspendido 51 de las 171 procesiones programadas, lo que supone un 29,8 por ciento, una proporción que multiplica casi por cuatro la media de los últimos 45 años -8,3 por ciento-.

  

Así se desprende de un estudio realizado por la web especializada Valladolid Cofrade, que ha analizado 1.210 procesiones programadas durante los últimos 45 años, de las que se suspendieron 101 y otras 44 tomaron la salida pero durante su recorrido se encontraron con alguna incidencia.

  

De esa manera, en el resumen histórico entre 1970 y 2014, se celebraron con normalidad 1.065 desfiles procesionales, lo que supone el 88 por ciento del total. Del resto, un 8,3 por ciento corresponde a las que se suspendieron y un 3,6 por ciento a las que sufrieron incidencias.

  

Pero en una comparativa por décadas, se puede observar que en los últimos cinco años las inclemencias meteorológicas han provocado un mayor porcentaje de suspensiones que en los 30 anteriores. Así, si entre 1970 y 2009 se suspendió un 4,8 por ciento de los desfiles que estaban programados; entre 2010 y 2014 proporción pasó a ser del 29,8 por ciento.

  

En cuanto a las procesiones o actos que sufrieron alguna incidencia, lo que engloba desde lluvia durante el desfile, al regreso del desfile o cambios de escenario en el caso del Sermón de las Siete Palabras, el porcentaje entre 1970 y 2009 fue del 2,9 por ciento; mientras que el de las últimas cinco semanas de pasión es sólo ligeramente superior, un 3,6 por ciento del total.

  

Tanto los responsables de la web (www.valladolidcofrade.com), Diego Madero Arias, como el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, Felipe Esteban, han destacado la "mala racha de lluvias" de los últimos años, cuando han recordado, se han producido numerosas suspensiones o alteraciones. Cabe apuntar que el Sermón de las Siete Palabras no se pudo celebrar en su escenario habitual de la Plaza Mayor en 2011, 2012 y 2013; mientras que la Procesión General de la Pasión no llegó a salir en los años 2011 y 2013.

 

  

 

No obstante, en las décadas anteriores -los 80 y los 90- solamente fueron suspendidas nueve y tres procesiones, respectivamente, por lo que Valladolid Cofrade entiende que "puede que el sambenito de que siempre llueve en Semana Santa, se deba mas a la mala racha de estos últimos años que a su cómputo global".

  

Por su parte, Felipe Esteban ha apuntado que en los últimos años también ha podido influir el "avance" de la información meteorológica, lo que ha permitido a las cofradías conocer con mucha más precisión las previsiones de lluvias y decidir con antelación si la procesión podía o no podía salir a las calles.

  

"Se han suspendido cuando el tiempo ha sido adverso", ha recalcado Esteban, que ha manifestado que "lo normal es que ni las cofradías ni el Museo Nacional de Escultura arriesguen" y saquen los pasos a la calle sabiendo que la previsión del tiempo es mala. En todo caso, ha subrayado que los cofrades "son los primeros" que quieren procesionar y "dar espectáculo" a los visitantes.

  

Por último, Felipe Esteban ha manifestado su deseo de que las condiciones meteorológicas de la próxima Semana Santa se parezcan a las de 2014, cuando sólo se suspendió una procesión. O, al menos, ha puntualizado, que haga frío "pero no llueva".