El 25% de los ingresos de la Archidiócesis pertenecen a la declaración de la renta de los ciudadanos

El Vicario General de la Diócesis de Valladolid, Luis Argüello. ALBA CAMPO

La Archidiócesis de Valladolid ha dado a conocer el total de ingresos y gastos en el año 2013, una cifra que asciende a más de doce millones de euros.

Un total de 305 parroquias junto con la Administración Diocesana conforman la Archidiócesis de Valladolid. Esta institución eclesiástica representa a la provincia vallisoletana y recaudó en el pasado año 12.282.852,92 euros.

 

Según Luis Argüello, Vicario General de la Diócesis de Valladolid, en esta cifra no están recogidos los gastos ni ingresos del ámbito de la educación ni la salud.

 

La mayor parte de los ingresos, algo más de cuatro millones de euros, pertenecen a las aportaciones voluntarias de los fieles. Por otro lado, tres millones corresponden a la asignación tributaria, es decir, el 25% de los ingresos de la Diócesis de Valladolid corresponden a la declaración de la renta de los ciudadanos que marcan la equis a favor de la iglesia.

 

Otros ingresos, denominados por la Archidiócesis como ‘corrientes’, suponen más de dos millones quinientos mil euros. Entre los conceptos que forman este total, que se encuentran las subvenciones públicas que aportan más de 246.000 euros.

 

Del total de gastos de este organismo, 12.282.852,92 euros, la ‘Ayuda a la Iglesia Universal’ supone uno de los mayores desembolsos, más de un millón trescientos mil euros, por detrás de la ‘Conservación de edificios y gastos de funcionamiento’. El menor gasto corresponde a las actividades asistenciales como Cáritas.

 

Algo más de dos millones novecientos mil euros pertenecen a la retribución del clero, según Argüello, un total de 293 sacerdotes.

 

Los números, en comparación con el año 2012, “son muy parecidos” ha explicado, “aunque en lo referido a las colectas parroquiales han descendido ligeramente”.