El 2014, “un buen año” en materia de seguridad para la subdelegación de Gobierno de Valladolid

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo. JUAN POSTIGO

El subdelegado, Antonio Martínez Bermejo, destaca que queda mucho por trabajar en campos como la violencia de género y que es el objetivo para el año que viene.

“En cuanto a datos estadísticos globales ha sido un año bueno para la seguridad en Valladolid. ¿Por qué? Hemos sido capaces de bajar aproximadamente un 10% los ilícitos penales”. Las palabras del subdelegado del Gobierno de Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, son bien claras a la hora de hacer un balance en cuanto a ciudad y provincia se refiere para este 2014.

 

Eso sí, para Martínez Bermejo, quien no dudó en mostrarse optimista, la meta para 2015 está clara. La lacra de la violencia de género es algo que debe desaparecer. “También es cierto que ha habido ciertos delitos de naturaleza singular, algunos homicidios u otros que entristecen de manera especial como las dos mujeres fallecidas por violencia de género en Medina del Campo y Valladolid. A pesar de que nos generan especial rechazo, y que ojalá no se produzcan en 2015, los resultados globales han bajado en casi todos los sentidos”. Los números mejoran, pero no es momento de bajar la guardia.

 

“Siempre que se produce algún tipo de delito cuesta decir que estamos contentos. Con uno solo ya nos pone a trabajar, nos preocupa y nos ocupa. Hay que fijarse por ejemplo en los últimos datos que hemos hecho públicos, los del primer trimestre de 2014, en los que hemos bajado de los 15.000 delitos y faltas respecto al mismo periodo del año pasado, lo cual es bueno”.

 

En todo caso, para Martínez Bermejo los delitos que más traen de cabeza están claros. “Preocupa especialmente cualquiera con carácter violento. Es verdad que cuando a alguien le roban su casa es doloroso, o cuando le roban su coche o en su tienda, pero los delitos de sangre son los que mayor alarma social generan. Que dos personas murieran en un club de Medina del Campo generó alarma social, u otros como el robo de la recaudación de la Plaza de Toros de Valladolid durante un día de Fiestas”. Unas palabras que llevan a una clara conclusión para el subdelegado del Gobierno.

 

“Los ciudadanos de Valladolid nos seguimos alarmando por cosas que en otros lados serían pequeñas, lo cual significa que aquí la sensación general es más bien de seguridad”, concluyó.