Edward Burtynsky trae el agua a Valladolid en forma de fotografías en la Sala de San Benito

La exposición ya puede visitarse en la Sala de San Benito. J.P.

Se trata de muestra en "gran formato" para realizar una "denuncia de la situación medioambiental" que en algunos lugares del planeta "es una realidad muy difícil de revertir".

La Sala Municipal de Exposiciones de San Benito en Valladolid acoge, por primera vez en España, la muestra de fotografía 'Edward Burtynsky. Agua Shock', que presenta "el desastre que se esconde en la belleza" con paisajes aéreos que reflejan la "sobreexplotación industrial" y los "desastres ecológicos" de diferentes rincones del planeta.

 

La concejal de Cultura, Ana Redondo, y la comisaria de la exposición, Enrica Vigano, han presentado este jueves esta muestra en "gran formato" para realizar una "denuncia de la situación medioambiental" que en algunos lugares del planeta "es una realidad muy difícil de revertir".

 

El relato del artista canadiense, que se divide en siete capítulos, arranca con "las tragedias del planeta" para terminar con "el origen y la pureza de lo intacto", donde se pueden ver "la belleza de parajes naturales que no han sido corrompidos por la mano del hombre", según ha señalado Redondo.

 

Durante dos años este fotógrafo ha dedicado su obra a "entender el agua", sus "buenos y malos usos", así como los "riesgos de su sobreexplotación industrial", su control para el desarrollo de la civilización, sus desastres ecológicos, su explotación comercial, así como "sus fuentes originarias".

 

Edward Burtynsky, quien se "siempre se ha involucrado en la temática sostenible" para sensibilizar "sobre los problemas del planeta", ha recorrido los cinco continentes desde 2009 hasta 2014, desde el Golfo de México hasta las orillas del Ganges, para tomar las fotografías de esta exposición.

 

El lenguaje que emplea este artista canadiense de orígenes ucranianos es la fotografía, puesto que "es el que llega al cerebro y al alma", según ha indicado la Enrica Vigano, quien ha añadido que este proyecto también ha recalado en España, con escenarios como Almería, los Monegros, Jaen o las playas de Benidorm.

 

SIETE CAPÍTULOS

 

El primero de los capítulos que conforman esta muestra está dedicado al Golfo de México, con imágenes de la plataforma petrolífera que contaminó sus costas en 2010. El segundo capítulo se titula 'Devastaciones', mientras que el tercero es el que se dedica al control y la explotación del agua.

 

Los siguientes capítulos de esta muesta se dedican a la Agricultura y la Aquicultura, desde España hasta China, pasando por EE.UU, donde un "80 por ciento del agua" se destina al cultivo. Asimismo, hay un capítulo dedicado a la rivera de ríos y costas marítimas de todo el planeta.

 

El último capítulo se refiere a 'Las Fuentes', es decir, aborda "los orígenes del agua", con paisajes "puros" en diferentes lugares de Canadá e Islandia, entre otros.

 

La comisaria ha apuntado que estas imágenes han podido ser tomadas desde un helicóptero por el autor, pero también se han empleado otras técnicas como "pequeños helicópteros con control remoto y drones". Así, a la muestra se ha incorporado un video de 10 minutos en el que se explica "la parte de detrás" del proyecto.