Educación no implantará estudios de Vidriería y Alfarería, Textil y Edificación en la FP Básica que crea la Lomce

La Consejería de Educación no implantará estudios de Vidriería y Alfarería, Textil, y Edificación y Obra Pública en la FP Básica, modalidad educativa que constituye "uno de los mayores aciertos" de la Lomce, según lo ha puesto de manifiesto el consejero de Educación, Juan José Mateos.

Estas tres titulaciones no se sumarán a los once títulos ya publicados hasta la fecha para la FP básica por su lejanía con las características del tejido industrial de Castilla y León, según ha precisado el consejero durante la presentación de la aplicación de la nueva ley educativa en la Comunidad.
 

Tras recalcar que las nuevas titulaciones anunciadas por el Ministerio no se implantarán tampoco en la Comunidad aunque llegaran antes del inicio del próximo curso, Mateos ha aplaudido la creación de la FP Básica, "uno de los mayores aciertos de la ley" ya que, ha explicado, son enseñanzas que conducen a un título.
 

Además de obligatoria y gratuita, estas enseñanzas cuentan con 2.000 horas de formación y comenzarán a impartirse el curso que viene en los centros donde se impartían los PCPI (hay 247 grupos y 215 centros); entre los requisitos para optar a ella figura tener cumplidos 15 años y no superar los 17, haber cursado 1º, 2º y 3º de la ESO (excepcionalmente podría servir con tener hasta 2º) y el aval de una propuesta del equipo docente de ESO, por lo que el alumno "no se puede apuntar libremente"
 

El consejero, quien ha incidido en que la Lomce busca disminuir la tasa de abandono escolar (es del 18,8 por ciento en Castilla y León y debe alcanzar el diez por ciento en el marco de la Estrategia 2020), aumentar los titulados en ESO y estimular el espíritu emprendedor "de forma estructural y transversal", ha destacado su relevancia a la hora de detectar dificultades en aprendizaje para evitar el fracaso --"vamos a poner toda la carne en el asador"-- y la mejora del aprendizaje de idiomas a través del desarrollo de un plan específico y de la formación para el acceso a estudios superiores.
 

Tras aseverar que la ley es una "oportunidad para ser mejores" y que esta oportunidad se aprovechará por medio de la flexibilidad, la mayor autonomía de los centros y la potenciación de la función directiva y la mejora de los planes de calidad, el consejero de Educación ha incidido en que la nueva norma, además, permitirá también mejorar la financiación de la educación.

 

El proyecto económico para su implantación ya existe, ha puntualizado antes de precisar que el Ministerio tiene que definirlo de manera concreta y que la que llegue a Castilla y León habrá de ser mayor a la que aporta la Comunidad, a lo que ha añadido que esa cantidad pasará a ser estructural, por lo que cuando el proceso de implantación concluya llegará más financiación teniendo en cuenta que se suma a lo que ya se presupuesta en la región.
 

TEMAS PENDIENTES
 

Respecto a los aspectos pendientes para llevar a cabo la primera fase de la implantación el próximo curso, el consejero se ha referido a las normas sobre Gobierno y Autonomía de los Centros e Implantación de la FP Básica, ambos redactados en decretos ya sometidos a debate público y que se encuentran en la recta final, y a la Implantación de la Educación Primaria.

"Vamos a llegar a tiempo", ha afirmado antes de emplazar a finales de mayo o principios de junio la publicación de toda la normativa para iniciar el curso "con normalidad".

El viceconsejero de Educación Escolar, Fernando Sánchez Pascuala, ha puntualizado que los asuntos pendientes de cerrar se centran en la distribución de las materias a lo largo del horario semanal aunque sí ha ratificado que el 70 por ciento se destinará a asignaturas troncales y al menos un 25 por ciento a específicas, ya que la Comunidad no empleará el 25 por ciento que tiene atribuido para las materias de libre configuración.

LIBROS, DIRECCIÓN Y CONSEJO ESCOLAR

En la presentación, el consejero de Educación se ha referido también al tema de los libros de texto para insistir en que se mantendrán los actuales y anunciar que se trabaja ya en la elaboración de materiales específicos de apoyo al profesorado ante los cambios de curriculum; además, ha trasladado la apuesta por la promoción de sistemas de préstamo y reutilización y la continuación del Programa Releo, que cuenta con 278 centros adscritos.

En este sentido y tras considerar que este tema no tendría que ser objeto de "debate y pelea" en la implantación de la Lomce, Mateos ha comprometido "cantidades similares" a las del último curso para ayudas para libros a familias y centros.

Ha insistido, además, en la nueva figura del director, que tendrá competencias decisorias aunque este hecho, ha puntualizado, no significa que tenga que actuar alejado del claustro y del Consejo Escolar, cuyas funciones quedan limitadas a la consulta, información y supervisión sin carácter vinculante.

"El Consejo Escolar es una pieza muy importante en la organización de los centros y con competencias muy importantes", ha justificado el responsable regional de Educación.

EL CALENDARIO

Como ya se ha difundido, Castilla y León aprovechará el calendario diseñado para desarrollar la implantación de la ley en diferentes etapas, de modo que en el próximo curso 2014/2015 la Lomce comenzará en 1º, 3º y 5º de Primaria y se realizará la evaluación individualizada de 3º para conocer el grado de adquisición de las correspondientes competencias y la detección precoz de dificultades.

Mateos, quien ha explicado que se desglosará el área del Conocimiento del medio natural, social y cultural en Ciencias Sociales (con ampliación de Historia y educación Financiera y emprendimiento), se incorporarán nuevos temas transversales (emprendimiento, educación cívica y constitucional y prevención del terrorismo, entre otros), la religión evaluable y Valores Sociales y Cívicos como alternativa a esta última, ha añadido que el próximo curso se aplicará la Lomce también en 1º de FP Básica.

En el curso 2015/16 se implantarán los tres cursos restantes de Primaria (2º, 4º y 6º) y la evaluación final de 6º, sin efecto académico; el primer y tercer curso de Secundaria Obligatoria y 2º de FP Básica y los primeros cursos de FP y Bachillerato.

Finalmente, en el curso 2016/17, con la Lomce ya implantada totalmente en Primaria (en esta etapa no se podrá repetir más que un curso y con un plan específico de refuerzo organizado por el centro), llegará a 2º y 4º de ESO y la evaluación final; a 2º de FP y en 2º de Bachillerato, que prevé también la realización de la evaluación final (las dos convocatorias de 2017 solo para el acceso a la universidad, no para titular).