Educación destina 150.000 euros para la compra de tablets en Primaria y Secundaria

La venta de tablets estas Navidades se espera rebase con amplitud a la de portátiles

Las cuantías de las ayudas para los alumnos serán de 90, 65 y 40 euros.

La Consejería de Educación, consciente de que el entorno socioeconómico de las familias no debe limitar el acceso de los estudiantes a la enseñanza y la calidad de esta, pretende con esta nueva convocatoria de ayudas para la adquisición de dispositivos digitales facilitar al alumnado la adquisición de tabletas. Así, esta línea de ayudas compensará parcialmente los gastos ocasionados, en aras a promover la equidad y la igualdad de oportunidades.

 

El pasado curso 2015-2016, la Consejería de Educación concedió 905 ayudas de este tipo de las 1.209 solicitudes presentadas. El total de recursos adjudicados en esa convocatoria fue de 57.329 euros, de forma que todas las solicitudes que cumplían los requisitos establecidos en la orden de convocatoria resultaron beneficiarios de la ayuda. Esta iniciativa permite ampliar el concepto de aula, extendiendo las tareas educativas más allá de su espacio físico y horario tradicionales, y posibilitando la conectividad a cualquier hora y en cualquier lugar, con el fin de que pueda llegar a ser un elemento que propicie el trabajo colaborativo y aumente la participación y motivación del alumno hacia su propio aprendizaje.

 

En esta misma línea, la Administración educativa autonómica ya introdujo en la pasada convocatoria, del curso 2015-2016, varias modificaciones para tratar de beneficiar a las familias que más lo necesiten y de optimizar el uso de los recursos públicos disponibles. Con este fin, se revisó la renta máxima de la unidad familiar, considerando los valores medianos de renta de los hogares de Castilla y León en función de las unidades de consumo, tal y como establece el estándar europeo para la determinación de la vulnerabilidad social.

 

Podrán ser beneficiarios de estas ayudas el padre, la madre o el tutor legal de los alumnos que cursen Educación Primaria o Educación Secundaria Obligatoria, siempre que las rentas obtenidas por los miembros de la unidad familiar en el año 2015 no superen para una familia de dos miembros, 18.410,60 euros; de tres, 24.075,40 euros; de cuatro, 29.740,20 euros; de cinco, 35.405 euros; de seis, 41.069,80 euros; de siete, 46.734,60 euros; y de ocho, 52.399,40 euros. A partir del octavo, se incrementará la renta máxima en 5.664,80 euros por cada nuevo miembro. Unos valores que se acercan más a los reales de la media de renta en Castilla y León y se favorece especialmente el primer tramo de miembros de la unidad familiar monoparental.

 

Asimismo, la Consejería de Educación ha establecido procedimientos especiales para atender de forma preferente a aquellas familias que estén en situación de riesgo de exclusión social por situación de privación severa, al no disponer de ingresos superiores a una cuantía mínima. Estas disfrutarán de un tratamiento favorable, mediante la aplicación de un coeficiente divisor de 1,2 para el cálculo de la renta per cápita familiar, que les priorizará en la concesión de las ayudas.

 

Finalmente, se establecen tres intervalos de renta per cápita, a cada uno de los cuales corresponderá una cuantía diferente de las ayudas contempladas en esta convocatoria, sin que en ningún caso pueda concederse una ayuda por importe superior al gasto. Así, para magnitudes inferiores a los 2.500 euros, se obtendrá una beca de 90 euros; para magnitudes entre 2.500 y 3.500 euros, ambos inclusive, de 65 euros; y para magnitudes superiores a 3.500 euros, de 40 euros. En los casos en que los alumnos tengan expediente de protección abierto por la Gerencia de Servicios Sociales, la cuantía de la ayuda a conceder será la máxima establecida.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: