Editoriales jóvenes denuncian que les han “cerrado las puertas” de la Feria del Libro de Valladolid

TRIBUNA

“Con tan pocas publicaciones dais una imagen pésima de la feria, no os queremos allí”, aseguran que les dijeron desde el Gremio de Libreros, al que este año debían apuntarse para participar.

“Ha habido algunos que no han podido apuntarse porque no cumplían los requisitos”, dejó caer este lunes la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, en la presentación de la Feria del Libro que tendrá lugar del 10 al 19 de junio, en apenas diez días. Una frase que, aunque no lo pareciera, tenía más intrahistoria de la que parecía, y es que han sido algunas las librerías y editoriales que se han quedado fuera… pese a su intención total de participar.

 

Este ha sido el caso de la editorial T-Raptor, que el año pasado sí pudo estar en la Feria del Libro que se organizó en la Cúpula del Milenio, de la cual forman parte Javier Monja y Frank Peñas. La cuestión es que para este año el Ayuntamiento ha delegado en el Gremio de Libreros para organizar parte del evento, y una de las condiciones impuestas ha sido suscribirse al mencionado Gremio.

 

“Han hecho una normativa en función del Gremio de Libreros”, confirma Monja, de T-Raptor, quien se muestra decepcionado con la forma de proceder, más teniendo en cuenta que su editorial sí pudo estar en la Feria hace un año. “Una condición decía que no se podían auto publicar las novelas, como es casi, casi nuestro caso. Tampoco podían presentarse en una sola caseta un solo autor, sino que debían ser varios”, sigue.

 

“Pero nosotros somos una editorial, por lo que ya no es autoedición, pagamos impuestos, y en realidad somos dos autores. De mala manera nos dijeron que no, que si el autor es el mismo que el de la editorial lo toman como autoedición, lo cual no viene en ningún punto”, explica, en referencia al reglamento. Precisamente en cuanto a las formas, el propio Gremio de Libreros llegó a responderles que con tan pocas publicaciones daban una imagen “pésima” a la Feria.

 

Y no es solo este caso, defiende el escritor y editor. “Que sepa al menos tres casetas, y no solo pequeñas sino muy grandes, se han quedado fuera de la Feria del Libro cuando estuvieron el año pasado”. Algo que Monja define como una manera de haberles “cerrado las puertas” a los escritores y editoriales más jóvenes. Y mientras, la Feria del Libro que ya prepara su puesta a punto en unos días.

Noticias relacionadas