Ecologistas en Acción pide más control durante la berrea

Al hallar un ciervo abatido a tiros en Rueda (Valladolid), más otro en Palencia, solicitan vigilancia a la Junta ante la caza furtiva que aprovecha la vulnerabilidad de los animales durante la época de celo.


 

Ecologistas en Acción ha pedido a la Junta de Castilla y León mayor control del furtivismo durante la berrea (época de celo del ciervo), tras conocerse dos casos de ejemplares decapitados, uno en Palencia y otro en Rueda (Valladolid), ambos en idénticas circunstancias: al lado de la carretera, disparados y sin la cuerna.

 

En la berrea, EA, a través de un comunicado recogido por Europa Press, advierte de que los furtivos están más activos aprovechando la mayor vulnerabilidad de los machos de ciervo.

 

"La pregunta por tanto es recurrente, sabiendo que la época y el entorno son propicios para los furtivos ¿por qué la Junta de Castilla y León no actúa e intensifica la vigilancia? la respuesta no es fácil ni sencilla y el Servicio Territorial de Medio Ambiente debería de actuar de una manera mucho más decida para minimizar los efectos del furtivismo en esta época", apunta Ecologistas en Acción.

 

También critica "la permisividad y la complicidad" de buena parte de la población local, que ve el furtivismo como algo normal, el tan socorrido "siempre se ha hecho", "no es tan grave, es solo un ciervo".

 

Al respecto, recuerda la reciente sentencia contra un conocido furtivo sorprendido en el mes de diciembre en un coto privado de Castrejón de la Peña (Palencia) por abatir un ciervo sin licencia y darse a la fuga, lo que le reportó una multa de 1.000 euros y 1 año de inhabilitación para el ejercicio de la caza.

 

Sin embargo, EA censura que la Junta Vecinal de Castrejón, titular del coto, rechazó reclamar por los perjuicios que se le hubiesen podido causar, dejando de ingresar quizás 6.000 euros en las arcas vecinales por indemnización del ejemplar abatido.

 

Ecologistas en Acción entiende que el problema del furtivismo se fundamenta en la falta de sanciones ejemplares, tanto judiciales como administrativas, "y se acentúa con la enorme falta de vigilancia de los montes, especialmente nocturna", de ahí su petición a la Junta y a la Subdelegación del Gobierno para coordinen sus efectivos para prevenir e intentar evitar nuevos episodios y acabar con la impunidad que existe actualmente.