Ecologistas en Acción de Salamanca pide la inmediata paralización de los permisos concedidos a Berkeley Minería

Solicitan que no se reanude su funcionamiento hasta que se aclare si hubo o no tráfico de influencias en los trámites y concesión de permisos, como ha denunciado la Cadena SER.

Ante las informaciones recién publicadas por la cadena Ser que muestran como Manuel Lamela, que fuese mano derecha del actual Comisario de la Energía y del Medio Ambiente Miguel Arias Cañete, fue contratado por la empresa minera Berkeley para facilitar los trámites ejerciendo como lobby frente a las instituciones europeas. Ecologistas en Acción solicita que se investigue el posible tráfico de influencias y se paralice de forma inmediata el proyecto minero hasta que se aclare el papel que tanto Manuel Lamela como Arias Cañete han tenido en la concesión de los permisos y en el informe censurado de las instituciones europeas.
 
 
"Un vez más observamos como las puertas giratorias facilitan que antiguos responsables públicos ejerzan en la vida privada utilizando sus contactos para dar ventajas a las grandes empresas frente a los intereses de la ciudadanía. Así, vemos como 5 meses despúes del nombramiento de Arias Cañete como comisario, las instituciones europeas dan luz verde al proyecto de reapertura de la minería de uranio, con un informe del que desconocemos su contenido por haber sido censurado por los intereses de la propia empresa, negando el derecho de información y dejando en desamparo a la comarca de Villavieja de Yeltes y Retortillo", señalan. 
 
 
El proyecto de reapertura de la minería de uranio en la provincia de Salamanca cuenta desde su inicio con una fuerte oposición de los grupos ecologistas, buen número de ciudadanos y otros actores, donde incluso se ha formado la plataforma Stop Uranio, para manifestar la fuerte oposición a un proyecto muy contaminate que hipoteca el futuro de la zona durante miles de años.
 
 
"Una vez más vemos como la administración que debería ser la garante de los derechos de las personas, se sitúa al parecer del lado de los grandes intereses empresariales a través de la contratación de personas que aunque no han ejercido nunca en el sector de la minería parece que su agenda de contactos tiene la suficiente influencia como para dictar resoluciones a favor de esos intereses empresariales y en contra de la ciudadanía, del territorio y de un modelo de desarrollo justo y sostenible", señalan desde Ecologistas.
 
 
Ecologistas en Acción de Salamanca, estudiará en los próximos días las acciones legales que puede llevar a cabo para determinar "lo que parece un evidente tráfico de influencias".