Ecologistas acusa al Ayuntamiento de Valladolid de “incumplir su propia normativa” para Pingüinos

Los representantes de Ecologistas en Acción, con Javier Gutiérrez en el centro. JUAN POSTIGO

El colectivo medioambiental replica al Consistorio diciendo que “quien aprueba la Ley, no se puede apuntar a su incumplimiento” y se defiende de las acusaciones institucionales y particulares.

Ecologistas en Acción Valladolid ha respondido este martes a la definitiva suspensión de Pingüinos 2015, anunciada el pasado viernes por el club organizador Turismoto y el Ayuntamiento de la ciudad. El colectivo ha asegurado que el Consistorio no puede “saltarse la Ley que ellos mismos han aprobado”, ya que se trataría de “una falta de responsabilidad”.

 

Así lo ha asegurado Javier Gutiérrez, en representación de Ecologistas, en una rueda de prensa convocada exclusivamente para aclarar detalles surgidos a partir de la anulación del evento. “Se trata de un momento complicado para nosotros, en el Ayuntamiento se nos ha acusado de ‘acoso y derribo’ sin ofrecer ningún tipo de dato ni razonamiento”.

 

Fue entonces cuando Gutiérrez incidió, basándose en un correo mandado el pasado 19 de junio al club Turismoto, en que “quien incumple las normas, quien juega con el tiempo y quien no cumple los plazos, echa después las culpas a los demás”.

 

Por dicho correo, al que solo respondió Turismoto, se informaba también al Ayuntamiento y a la Junta de Castilla y León de que la zona prevista de acampada podía ser utilizada, si bien  Turismoto y el Ayuntamiento cambiarían después la zona para establecerse en la supuestamente ilegal que se planteó después.

 

“El emplazamiento aparentemente seleccionado no parece plantear ningún impedimento ambiental, siempre que la totalidad de las instalaciones previstas, incluida la zona de acampada, se localicen en el exterior del Monte de Utilidad Pública, Área de Singular Valor Ecológico y Zona de Esparcimiento del Pinar de Antequera”. A esto, desde Turismoto se dio contestación el 10 de julio asegurando que “se trasladaría el comunicado al presidente” y agradeciendo el escrito y opinión sobre el tema.

 

“Esto demuestra que ha sido el Ayuntamiento el que no ha respondido a tiempo y no ha sido capaz de encontrar el emplazamiento adecuado”, insistió Gutiérrez. “Nosotros seguimos siempre el mismo proceso para estas situaciones. Primero vamos a los cauces administrativos, y si no hay respuesta como en este caso, ya se pasa a los judiciales. Es curioso porque estas leyes han sido todas aprobadas durante la legislatura del Partido Popular en Valladolid, y alguna únicamente con sus votos”.

 

Pasó entonces el representante de Ecologistas en Acción a descubrir ciertos documentos de la Junta de Castilla y León, referidos a anteriores ediciones de Pingüinos. “En el año 2008, el regenerado del pino piñonero en la zona del monte 79 de Antequera suponía al menos la existencia de 11.529 unidades. En abril de 2009 [...], la muestra de regenerado es de 754 unidades”, asegura el documento de la Junta.

 

No era el único destacado. Turismoto debe deducir 45.072 en concepto de costes de restauración de la zona por otra anterior edición, lo que según Gutiérrez demostraba el perjuicio que sufría el Pinar.

 

AMENAZAS A ECOLOGISTAS

 

También quiso destacar el de Ecologistas en Acción las continuas amenazas que han recibido varios representantes del colectivo a través de redes sociales, contra los que se ha llegado a proferir amenazas de muerte o se han colgado fotos para “matarles si les encontrasen por la calle”.

 

“No queremos echar leña al fuego en este sentido y no hemos denunciado nada”, aclaró Javier Gutiérrez, que dijo que no era esa la batalla de EA, aunque también aseguró que se habían puesto en contacto con el subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, y no les había atendido incitándoles que denunciaran a la Policía.

 

En todo caso, lo que no se nos puede pedir es que no vayamos a recurrir por un derecho ciudadano si Pingüinos es ilegal. Hablamos con la concejal Mercedes Cantalapiedra, parecía que se podía llegar a un acuerdo con un recurso de reposición, pero finalmente dijeron que anulaban la edición y sufrimos todos estos ataques”, concluyó Gutiérrez.

Noticias relacionadas