Ebert y Rukavina vuelven a la lista del Valladolid para despedir la Liga en Zorrilla

Patrick Ebert vuelve a la convocatoria del Real Valladolid.

Con las bajas de Javi Guerra y Balenziaga por lesión, y los regresos de Ebert, tras superar una gripe, y Rukavina, tras salir de sanción, el Real Valladolid afronta este domingo, a partir de las 20.00 horas, la penúltima jornada de la Liga ante el Celta, en lo que será su despedida del estadio José Zorrilla hasta la próxima campaña.

El encuentro está marcado por la satisfacción del deber ya cumplido para el Real Valladolid, pero, sobre todo, por la situación dramática del Celta de Vigo, que llega a Zorrilla con la consigna de ganar o morir, porque si no se lleva los puntos en juego certificará su descenso matemático a Segunda división.

 

Para la afición vallisoletana será la oportunidad de tributar a esta plantilla y a este cuerpo técnico el reconocimiento por unl extraordinario trabajo, marcado por la profesionalidad intachable. Una plantilla humilde que ha dado lo mejor de sí misma para regalar a los aficionados un final de temporada impagable. Y si de bien nacidos es ser agradecidos, Zorrilla se pondrá este domingo en pie para despedir a los suyos como jugadores honrados que no solo han conseguido sacar adelante su trabajo, sino que lo han hecho con alegría y buen gusto.

 

En la convocatoria blanquivioleta para jugar ante el Celta hay varias novedades. Se caen de la lista Javi Guerra, que tuvo que abandonar la sesión de entrenamiento de este sábado con las molestias musculares que ha arrastrado durante toda la semana, y Balenziaga, también con dolores musculares que no ha superado. En su lugar regresan Ebert y Rukavina. Además, Lolo ocupa el puesto que tuvo Valdet Rama en el banquillo del Nou Camp. Neira, una semana más, también se quedó fuera de la lista, integrada por estos 18 futbolistas: Jaime, Dani, Rukavina, Sereno, Valiente, Jesús Rueda, Peña, Álvaro Rubio, Sastre, Baraja, Víctor Pérez, Ebert, Omar, Óscar, Bueno, Lolo, Larsson y Manucho.

Noticias relacionadas