Ebert: “No pienso en mi posible salida. Ahora hay que ganar al Elche”

El extremo alemán confía en poder jugar el próximo lunes en el Martínez Valero tras su lesión fibrilar y asegura que no descarta renovar con el Valladolid en el futuro.

Corría el 22 de agosto cuando, casi terminado el entrenamiento del Real Valladolid, Patrick Ebert volvió a notarlo. Crack. Había vuelto a pasar, se había vuelto a lesionar. Esta vez tuvo suerte, por decirlo de alguna manera, y solo han sido tres semanas en el dique seco, por lo que debería volver a estar disponible para el choque en Elche el próximo lunes, algo de lo que se muestra convencido.

 

“Me siento bien de la lesión, espero ir haciendo un poco más cada día y quizá el viernes poder entrenar ya con el equipo. Vamos a esperar a ver cómo avanzo en el resto de entrenamientos y, si me encuentro en condiciones, quizá juegue algunos minutos contra el Elche, ya veremos, quizá ni juegue”, asegura, aunque es bastante evidente que podría contar con tiempo de juego. En todo caso prefiere mostrarse cauto. “También hay que tener en cuenta que la próxima semana hay tres partidos en seis días. Tengamos paciencia”.

 

Y es que el año pasado tan solo pudo jugar 23 partidos con la camiseta blanquivioleta en Liga por cuatro lesiones diferentes. La simple idea de lesionarse le aterrorizaba. “Evidentemente no es lo ideal estar siempre lesionado, siempre intento hacer lo mejor tantos antes como después de los entrenamientos para que no pase, pero a veces estas cosas pasan”, asegura.

 

“Sí que es cierto que al menos esta lesión no es como la de el año pasado, es más leve, ya que la de entonces fue por un movimiento estúpido. He tenido la suerte de que tampoco me he perdido muchos partidos, en cierto modo de alegro de que no haya sido en la rodilla o en el tobillo, podía haber sido peor”.

 

UN TIEMPO DURO

 

No han sido fácil estas tres semanas de recuperación, ni en el plano físico ni en el mental. Ebert es un jugador que siempre quiere jugar y ayudar al equipo, como reconoce a la pregunta de si cree que el equipo le ha echado de menos. “No es que el equipo me eche de menos a mí, yo he echado de menos al equipo, mi vida es el fútbol. Lo que me gusta es jugar y poder participar con mis compañeros. Ahora toca pensar en el partido del Elche, que es clave teniendo en cuenta que además vienen rivales complicados”.

 

¿Y el continuo runrún por su salida el pasado verano, que podría resucitar en enero? “No pienso eso ya, estoy feliz de poder jugar en el Real Valladolid y no creo que sea momento de tenerlo en cuenta, es pasado ya”. La siguiente pregunta era obligada. ¿Y la renovación? “Es pronto para decir si seguiré en Valladolid, pero por supuesto que hay posibilidades. Vamos a ver qué tal va la temporada y quizá siga aquí”.

 

Ya solo queda pensar en el equipo, del cuál, en boca del alemán, no compensa marcarse objetivos todavía. “Podemos hacer una buena temporada, tenemos prácticamente las mismas cualidades del año pasado, aunque entonces éramos un equipo recién ascendido y la gente nos conocía como muy rápidos en ataque. El problema es que en muchas ocasiones cometíamos fallos tontos y eso nos costó puntos, podíamos haber acabado mucho más arriba”.

 

El próximo objetivo del Valladolid es el mismo que el de Patrick Ebert; llegar a Elche y llevarse los tres puntos, pero habrá que esperar unos días para comprobar si se podrá hacer en condiciones óptimas.

Noticias relacionadas