Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

EA critica que Junta y Ayuntamiento no avisaran de la superación de nivel de ozono el viernes en Valladolid

Ecologistas en Acción ha criticado que la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid no hayan avisado de la superación del nivel de ozono el pasado viernes, 23 de agosto, en la capital vallisoletana y ha afirmado que la zona norte de la ciudad vivió otra posible alerta por este contaminante entre los días 5 y 9 de julio, "silenciada por las autoridades a pesar de los daños a la salud pública".



VALLADOLID, 29 (EUROPA PRESS)



Los ecologistas, en un comunicado recogido por Europa Press, han explicado que la llegada del calor el incremento de las temperaturas y el intenso tráfico motorizado que soporta Valladolid han provocado "un año más" que se disparen los niveles de ozono en la ciudad y sus alrededores, como ha sucedido también en otras ciudades de Castilla y León.

Así, han indicado que con la última ola de calor y las elevadas emisiones del tráfico y de la central de cogeneración de Michelín (perteneciente a Iberdrola), el pasado viernes 23 de agosto, en las estaciones de medición de la contaminación de Paseo del Cauce (entre La Rondilla y el Barrio España) y Fuente Berrocal se superó el umbral de información a la población, establecido por la normativa española y europea en 180 microgramos por metro cúbico como promedio horario.

En concreto, la organización ecologista ha afirmado que se alcanzó en la primera estación una concentración de 186 microgramos por metro cúbico a las 14.00 horas y en la segunda 191 microgramos por metro cúbico a las 15.00.

Ecologistas en Acción ha recordado que la superación de este umbral obliga a las autoridades autonómicas y municipales a advertir a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica tales como niños, ancianos o personas con problemas respiratorios, de que se protejan evitando en las horas centrales del día cualquier esfuerzo físico y los ejercicios al aire libre. También deben informar sobre la previsión de evolución de la contaminación, las áreas afectadas y la duración del episodio.

SIN AVISO

No obstante, "este aviso parece haberse omitido el pasado viernes", algo que no sucedía en Valladolid desde 2005, han asegurado los ecologistas, que han añadido que así se ha producido a pesar del incremento progresivo de los niveles de ozono a lo largo de la pasada semana (de 100 a 140 microgramos por metro cúbico entre el lunes y el jueves).

En opinión de los ecologistas, este "descuido" da una idea del "escaso interés" con el que las autoridades municipales afrontan la lucha contra la contaminación en la ciudad, que "en el mejor de los casos se limita al envío de un comunicado rutinario y anodino a los medios de comunicación, sin mayor esfuerzo por trasladar la gravedad de estas situaciones a los ciudadanos, actuación que en esta ocasión ni siquiera parece haberse producido".

Por otro lado, los ecologistas siguen a la espera de las mediciones originales de ozono de la estación de control de la contaminación de Paseo del Cauce entre los días 5 y 9 de julio, que pidieron hace tres semanas al Ayuntamiento de Valladolid, al observar que en estos días las autoridades municipales habían suprimido en el proceso denominado "validación de datos" decenas de datos horarios que podrían haber rebasado el umbral de alerta, establecido por la normativa española y europea en 240 microgramos por metro cúbico como promedio horario.

Se trata de una situación que también parece haberse producido este verano en las estaciones de Lario, al norte de la provincia de León, los días 6, 7 y 8 de julio (donde se alcanzaron 197, 229 y 190 microgramos por metro cúbico, respectivamente), Carracedelo, en El Bierzo, el 8 de julio (donde se alcanzaron 183 microgramos por metro cúbico), Ponferrada el miércoles 17 de julio (donde se alcanzaron 181 microgramos por metro cúbico) o La Robla el 22 de agosto. Estas superaciones, que han sido suprimidas de la web de contaminación de la Junta de Castilla y León, no dieron lugar a ningún tipo de aviso a la población.

Según Ecologistas en Acción, en lo que va de verano, en la ciudad de Valladolid se han superado en uno de cada tres días los objetivos de ozono establecidos por la normativa europea y española y por la Organización Mundial de la Salud, lo que sin duda daña la salud de la población, en especial de las personas más sensibles a la contaminación, tales como niños, ancianos o personas con problemas respiratorios. Los ecologistas han recordado que la Organización Mundial de la Salud estima como media en 2.000 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos como consecuencia de la exposición a estos niveles de ozono.