Duelo en las alturas en Huerta del Rey

Nacho  González, entrenador del BM Atlético Valladolid, en comparecencia de prensa. A.MINGUEZA

El entrenador del Balonmano Atlético Valladolid, Nacho González, destaca del choque ante el Teucro “el golpe de moral” que supondría vencer al líder de la categoría. El partido tendrá lugar este sábado a las 20:30 en el pabellón vallisoletano.

Este sábado Huerta del Rey vivirá un partido en las alturas, un choque de esos que bien podría marcar el resto de la temporada. Y no es para menos. El Balonmano Atlético Valladolid recibirá al todopoderoso Teucro a partir de las 20:30 en un duelo del que con total seguridad saltarán chispas. No podía ser de otra forma, enfrentándose primero contra segundo de la tabla.

 

“Ya el año pasado hicieron una primera vuelta extraordinaria, nos enfrentamos en Copa del Rey a ellos y perdimos, solo las lesiones les impidieron ascender”, comenzó rememorando Nacho González, entrenador del BM Atlético Valladolid, en la rueda de prensa previa al partido.

 

Efectivamente, el Teucro confirmó a Quique Domínguez como entrenador en verano y por ahora todo ha salido a pedir de boca. Ocho victorias en ocho encuentros de Liga, mejor imposible. “Se trata de un equipo joven pero con experiencia, casi todos sus jugadores de veintipocos años, y que han varios años jugando en plata e internacionales en categorías inferiores con España. Son un grupo muy homogéneo”, siguió Nacho.

 

“Mantienen el nivel de intensidad todo el partido, defienden siempre, aunque no les importa irse a marcadores altos porque corren mucho. Cuentan también con una primera línea con buen lanzamiento, un buen pivote y extremos rápidos”. Como para no echarse a temblar. “Un equipo muy difícil y que aprovecha los bajones del contrario, así que hay que mantener el ritmo. Será una de las claves, imponer nuestra defensa”. No queda otra, ya que se verán las caras el mejor ataque de la categoría contra la mejor defensa.

 

¿Y qué supondría una posible derrota o victoria? Nacho González quiso quitar hierro al asunto, antes de dejar patente que Fernando podrá jugar casi con total seguridad pese al esguince que ha venido arrastrando esta semana.

 

“En los puntos es algo meramente anecdótico. La liga es muy larga y todo es muy igualado, el primero puede perder perfectamente con el último. Al final pueden ser importantes mental y moralmente tanto para nosotros como para ellos”. El sábado, en Huerta del Rey, más.