Duelo clave entre Costa de Marfil y Japón pendientes de Touré Yaya

Las selecciones de Costa de Marfil y Japón vivirán este sábado un duelo clave en el Grupo C del Mundial de Brasil en el que se pondrán tres puntos en juego que pueden definir el futuro de ambos.

 


POSIBLES ALINEACIONES

COSTA DE MARFIL: Barry; Aurier, Bamba, Kolo Toure, Boka; Tiote, Die, Gradel; Kalou, Gervinho y Drogba.

JAPÓN: Kawashima; Uchida, Yoshida, Konno, Nagatomo; Hasebe, Endo; Honda, Kagawa, Kakitani; y Okazaki.

ÁRBITRO: Enrique Osses (CHI).

ESTADIO: Arena Pernambuco (Recife).

HORA: 3.00/GolT.

El dulo lo marca la posible ausencia de Yayá Touré. El portentoso centrocampista del Manchester City no acaba de recuperarse de los problemas musculares que arrastra desde el mes de abril y en los dos amistosos de su selección, ante Bosnia y El Salvador, no ha participado.


Su presencia en el once del francés Lamouchi parece más que dudosa, por lo que los 'Elefantes' perderían un jugador clave en el centro del campo, zona donde su físico sería clave para frenar el talento que poseen los japoneses, además de ser un futbolista con gol como ha demostrado esta campaña con los 'citizen'.

En el caso de que no pueda jugar, su sustituto será Die, pero al combinado africano, en busca de pasar por primera vez en su historia a octavos, aún le quedarán dos buenos argumentos para hacer daño a la zaga nipona, sin duda la parte más débil de los de Alberto Zaccheroni. Y es que Didier Drogba y Gervinho se entienden muy bien arriba y serán los puntales para que Costa de Marfil ponga la primera piedra para ir a los cruces.

Sin embargo, Japón no pondrá las cosas sencillas. Los 'Samurais Azules' no han acabado de dejar buenas sensaciones antes de aterrizar en Brasil, pero en su última visita al país, en la Copa Confederaciones, demostraron su peligrosidad, aunque siempre con la cierta inocencia que les acompaña en las dos áreas.

Zaccheroni, al contrario que Sabri Lamouchi, puede recuperar a un jugador importante en su equipo como el centrocampista y capitán Makoto Hasebe, que se ha recuperado de una lesión de rodilla y reforzará una línea donde el talento y la creación la pondrán Honda y Kagawa.

El combinado nipón apelará también a la creciente experiencia internacional que va atesorando en lo que es su quinta Copa del Mundo consecutiva y tras haber pasado ya en dos ocasiones a octavos, su barrera en 2002 y 2010. En Sudáfrica ya fue capaz de derrotar a un rival africano, Camerún (1-0), aunque en su último enfrentamiento con Costa de Marfil, un amistoso antes de la Copa del Mundo de hace cuatro años con triunfo marfileño por 2-0.

 

 

Noticias relacionadas