Duelo ante el Valencia, o la ocasión perfecta de encadenar dos victorias seguidas

El entrenador del Real Valladolid, Juan Ignacio Martínez. JUAN POSTIGO

El Real Valladolid recibe este domingo (21:00 horas) a un Valencia dolido tras el descalabro de la Europa League, donde perdió 3-0 ante el Basilea.

Es el ahora o nunca. El Pucela se verá las caras este domingo a partir de las nueve de la noche con el Valencia en el estadio José Zorrilla, en la que será la ocasión perfecta de encadenar dos victorias consecutivas, cosa que no han hecho los de Juan Ignacio Martínez esta temporada todavía. Los de Pizzi llegan dolidos tras perder este jueves por 3-0 en Basilea en Europa League, de manera que se han quedado sin objetivos a casi dos meses de terminar la temporada tras una campaña mediocre en Liga.

 

Alejados de los puestos que dan derecho a Europa para el año que viene, los valencianos se encuentran a diez puntos de la Real Sociedad, quien marca la línea de la UEFA, y a otros diez del propio Valladolid, último equipo fuera de los puestos rojos. Con siete jornadas por delante, los chés se han quedado en tierra de nadie.

 

“El fútbol profesional no entiende de que un jugador se dosifique, ellos vienen de dos derrotas y vendrán a ponernos las cosas difíciles”, ha comenzado Juan Ignacio Martínez este viernes en la comparecencia previa al choque del domingo. “Nosotros nos estamos jugando la categoría, ellos son un equipo muy ofensivo, pero espero que atrás seamos fuertes”.

 

El entrenador ve una clara oportunidad de, una vez conseguida una victoria balsámica frente al Almería la semana pasada, consolidar las buenas sensaciones. “Tenemos una oportunidad. Si somos capaces de dar ese paso, será uno de gigante por los enfrentamientos que hay a corto plazo”.

 

En cuanto al once inicial, el entrenador del Pucela no quiso dar muchas pistas. Quizá repita once... o no. “Es una posibilidad, lo que funciona no se mueve. Tengo alguna seria duda por la disposición ofensiva, pero tengo que pensarlo bien. Más allá del rival influirá que nosotros tengamos esa predisposición, va a haber que sufrir en el aspecto defensivo. Si competimos como contra el Almería, eso nos da un plus”.

 

Las conclusiones son claras. “Tenemos que demostrar que tenemos más necesidad, porque ellos van a venir fastidiados y el nivel de exigencia va a ser alto. En la segunda parte parecía más cerca el 2-1 e incluso el 2-2 que el 3-0, ellos generaron mucho peligro”, ha dicho JIM en referencia al partido de Europa League del jueves.

 

Por último, el entrenador blanquivioleta quiso hacer un guiño a la afición, que tan bien está respondiendo en los encuentros caseros. “Tenemos que ir con el espíritu de la afición, y ellos mismos deben saberlo. El jugador saca fuerzas escuchando al publico”, concluyó.