Dudas ante los beneficios del aceite de oliva o girasol en la piel de los bebés

Una investigación liderada por la Universidad de Manchester (Reino Unido) han descubierto que el uso tópico de aceite de oliva o girasol puede acabar causando daños en la piel de los bebés al acabar con las capas más superficiales que impiden la deshidratación y bloquean a alérgenos e infecciones. 
 

Aunque la mayoría de matronas aconsejan usar ambos aceites para bebés con la piel seca, usar aceite de oliva o girasol puede debilitar la piel de los bebés, según una investigación de la Universidad de Manchester. Además, un trabajo previo de estos investigadores había constatado que en realidad apenas había evidencia científica sobre sus efectos a largo plazo, más allá de pequeños estudios en laboratorio. 

 

Todo ello, lamentan en un artículo publicado en la revista 'Acta Dermato-Venereologica', a pesar de que en los últimos años han variado las recomendaciones sobre el cuidado de la piel de los bebés ante el fuerte incremento de casos de eczema en las últimas décadas. Si en los años 40 afectaban a un 5 por ciento de los niños de dos años, actualmente afecta al 30 por ciento. 

 

Para probar los efectos de ambos aceites, hicieron un seguimiento a 115 recién nacidos en el Saint Mary's Hospital de Londres cuyas pieles fueron hidratadas con uno u otro aceite, o con ninguno de ellos.

 

En el caso de los aceites, durante 28 días se aplicaban unas pequeñas gotas dos veces al día y analizaron el deterioro de la capa de lípidos de la piel de cada bebé, con independencia de si fueron tratados con aceites o no.

 

"Las capas de la piel son como una barrera de ladrillos a base de células, por lo que si no está desarrollada puede aparecer grietas", ha defendido Alison Cooke, autora de la investigación, que explica que el aceite actúa como un 'mortero' que favorece que aparezcan más rápido, lo que podría asociarse con el desarrollo de eczemas. 

 

No obstante, el estudio mostraba como la piel de los bebés en los que se usaba aceite estaba mejor hidratada, por lo que había que ver si este beneficio compensa lo suficiente la aparición de otros daños.

 

Aunque no hay unas directrices claras en Reino Unido, muchas matronas recomiendan el uso de aceite de girasol por sus efectos antimicrobianos en bebés prematuros. Sin embargo, admite Alison, este trabajo prueba que "hay que investigar más esta relación con diferentes aceites para garantizar que hay evidencia científica".