Drenovac seguirá en un CB Valladolid a la espera de patrocinador

El jugador serbio ha cumplido las expectativas y se quedará. Mientras, el club trabaja para encontrar recursos que pongan a los jugadores al día en sus pagos y permitan reforzar los puestos de base y pívot.

Djordje Drenovac se quedará en la plantilla del CB Valladolid. El periodo de prueba ha convencido a Ricard Casas, que ya le utilizó el sábado en el partido ante el Real Madrid con apuntes interesantes. Con 21 años, no obstante, es una apuesta de futuro con un contrato flexible que le permite al club prolongar su duración cuando acabe la temporada. Esa, al menos, es la intención que ha marcado también su llegada a Valladolid.

 

Puede que no sea la única novedad. Este lunes, la reunión del patronato de la Fundación Baloncesto Valladolid tenía como objetivo exponer abiertamente la situación económica actual, tanto para poner a los jugadores al día como para plantear la posibilidad de reforzar el equipo en las dos posiciones que Casas no oculta como las más débiles: base y pívot.

 

La respuesta de los patronos al entrenador fue clara. De momento hay que esperar a que las diferentes gestiones para conseguir un patrocinador hasta final de temporada puedan fructificar. Existen varias vías o negociaciones abiertas y avanzadas, pero todavía sin concretar. Si entrase ese dinero, el planteamiento podría ser más factible pero los técnicos del club también han advertido a los patronos que el momento para hacer estos cambios es ahora, con la Copa por el medio y un margen mayor para asumir estos nuevos cambios en el equipo.

 

El club confía en el retorno de Jason Rowe, pero no confía tanto en que su rendimiento sea el necesario para asumir el liderazgo en la cancha de un equipo que necesita la aportación de todos. Su calidad ofensiva está fuera de duda, pero defensivamente no es el jugador adecuado para el juego del CB Valladolid. Con el puesto de pívot el debate es doble: Haritopoulos es un jugador intenso e implicado, pero limitado, en otras circunstancias sería un tercer pívot; Sinanovic es la desesperación absoluta y, además, se trata del que más cobra de la plantilla. Pero está claro que el equipo es muy débil en esta posición. 

 

Los movimientos están abiertos aunque todos ellos cogidos con alfileres pendientes de que el club consiga poner un logotipo en su camiseta.

Noticias relacionadas