Drenovac, novedad en la misión imposible del Baloncesto Valladolid

Este sábado se enfrentan los extremos de la tabla en un encuentro que comenzará a las 19:00 en el Polideportivo Pisuerga, con el Real Madrid como invicto.

La ciudad del Pisuerga recibe al líder, un intratable Real Madrid que cerró una segunda vuelta con insuperables números; 17 partidos jugados, casillero de derrotas intacto, 1.481 puntos a favor y 1.171 en contra. Los mejores números de la Liga Endesa hasta el momento. Espectáculo puro. Los anfitriones, el Club Baloncesto Valladolid, en el otro extremo de la tabla, pelean cada obstáculo para mejorar su imagen en la cancha tal como hicieron en el Centro Insular de Deportes ante el Gran Canaria.

 
Ricard Casas, que este viernes ha comparecido ante los medios ha explicado como preparan la llegada del actual mejor equipo de la Liga Endesa: “Ante el Real Madrid no vamos a preparar el resultado, nuestro objetivo ahora es competir mínimamente ante un equipo grande contra el que algunos conjuntos no logran competir”. El objetivo prioritario que marca el conjunto vallisoletano, y para el que han trabajado durante las últimas semanas, es competir. Ricard Casas ha marcado como estímulo y motivación grupal el lograr estar en partido con la máxima intensidad “que no siempre damos”.
 

MIEDO ESCÉNICO


Lo que ha dejado muy claro el técnico morado es que su equipo no tiene miedo a pesar de haber encajado derrotas abultadas en las últimas jornadas: “no podemos tener miedo escénico, hay que ser valientes y salir a dar el máximo”. Respecto a la reacción de la afición morada Casas ha sido contundente: “vendrá mucha gente, espero que no solo disfruten del espectáculo del rival sino que también disfruten con nuestro trabajo”.Ricard Casas también expresó su deseo de “tener la capacidad de competir ante el espectáculo”.


Además, el catalán adelantó pinceladas de lo que les dirá a sus jugadores antes de salir a luchar una difícil batalla: “Salgan a jugar, vayan al suelo si hay que ir. Quiero esfuerzo, intensidad, trabajo y sufrimiento máximo”. El entrenador está convencido de que es un partido para sufrir y a partir de ahí disfrutar-o no- en la medida que sea posible: “necesitamos mejorar los niveles de espíritu de sacrificio”. Durante la rueda de prensa el técnico también habló de la nueva incorporación del equipo morado, el alero serbio Drenovac, del que dijo tener sensaciones favorables: “estamos contentos con su trabajo, intentaremos acelerar al máximo el proceso pertinente para que pueda jugar”. 


En la comparecencia de Ricard Casas se tocaron otros temas; si utilizará para el partido frente a los de Pablo Laso a jugadores con menos minutos como Antonio Izquierdo o si esperaba encontrarse una situación tan difícil en el Club pucelano. A ambas cuestiones respondió con seguridad; sobre la primera dijo que "Antonio trabaja bien, estamos contentos y si tiene que jugar minutos estará preparado para ello", para la segunda, tras una pausa, también mostró contundencia:"no esperábamos que fuera tan complicado ninguno de los que trabajamos en el Club, pero a pesar de eso luchamos contra cada dificultad y en eso no se nos puede poner ninguna pega".

 
Se espera una buena entrada en un Polideportivo Pisuerga que este sábado se vestirá de gala para recibir a un todopoderoso Real Madrid que inaugura la segunda vuelta a las 19:00 a orillas del Pisuerga.